El barato truco de belleza de Kim Kardashian es Bio-Oil. | GETTY

Kim Kardashian hace nuevas declaraciones sobre el robo que sufrió en París

El pasado mes de octubre marcó un punto de inflexión en la vida de Kim Kardashian, por el robo perpetrado por cinco individuos que, pistola en mano, sustrajeron joyas por valor de millones de dólares de la suite parisina en la que se alojaba.

Woman.es

Pero la realidad es que el económico fue el último de los problemas de Kim, que desde aquel momento se alejó de los focos y de las redes sociales. La primera declaración de Kim fue grabada por las autoridades francesas, justo horas después de llamar a la policía para pedir ayuda. El robo tuvo lugar en el hotel 'No Address', donde las Kardashian se alojaban juntas para disfrutar de la Semana de la Moda de París.

Tal y como recogieron las autoridades, Kim Kardashian, fue retenida a punta de pistola por unos hombres enmascarados que robaron joyas por valor de 10 millones, incluyendo un anillo de cuatro millones de dólares. “Escuché un ruido en la puerta, como pasos, y entonces pregunté, ‘¿Quién está ahí?’. Nadie contestó. Llamé a mi guardaespaldas a las 2:56 a.m. A través de la puerta vi a dos personas que llegaban y al vigilante atado”, explicaba Kim Kardashian a la policía. La declaración continúa con detalles muy escabrosos. “Es el que llevaba unas gafas de ski quien se quedó conmigo. Me pidió mi anillo que cuesta 4 millones de dólares. Le dije que no sabía, él sacó una pistola y entonces les di el anillo”. La documentación policial prosigue: “Me agarraron y me llevaron al pasillo. Llevaba puesto un albornoz, con nada debajo. Volvimos a la habitación y me tiraron a la cama. Y, fue en este momento en el que me ataron con cables de pástico y pusieron cinta en las manos, sobre la boca y las piernas."

Los ladrones aprovecharon para llevarse dos pulseras de diamantes de Cartier, un collar de oro y diamantes de Jacob, unos pendientes de diamantes de Lorraine Schwartz y un reloj Rólex, entre otras cosas. Después de obtener todo esto, Kim afirmó que salieron corriendo.

Ahora, con la nueva temporada del reality 'Keeping Up with the Kardashians' se han revelado más detalles de aquel robo, según la propia Kim les suplicó a los asaltantes que la dejaran vivir  "Por favor, tengo familia, dejadme vivir." También ha desvelado que en un primer momento pensó en huir, pero que no lo hizo por temor a que le dispararan por la espalda, ya que los ladrones llevaban pistolas.

Lo cierto es que ya han habido varios detenidos por los robos y que Kim ha recuperado la tranquilidad, pero el robo serguirá dando que hablar.