Kim llevó al extremo su escote pero lo tenía todo bajo control. | GTRES

Kim Kardashian y su descuido en la playa que ha enloquecido a todo Twitter

La lía por su desconocimiento del castellano más coloquial. 

Woman.es

No corren buenos tiempos para Kim Kardashian y sus publicaciones en redes -ironía 'on', porque solo hace falta ver los likes y seguidores que acumula para saber que no es así en realidad-. Después de la imagen promocional del nuevo perfume que ha lanzado con su hermana Kylie Jenner en la que aparece con seis dedos en un pie, cosa que no se ajusta a la realidad, como demostramos con otras imágenes publicadas en sus canales públicos de comunicación, ahora ha sido el turno de un despiste que, en realidad, le podría haber pasado a cualquier persona que desconozca el castellano en su versión más coloquial.

La empresaria ha compartido unas imágenes en la playa junto a su hija Chicago tanto en Instagram como en Twitter, y le estaban esperando con la lupa encima de la mesa para buscar nuevos fallos. Twitteros con algo de tiempo libre han tirado de zoom para examinar las imágenes, acusándole de haber modificado mal las líneas del horizonte en favor de estilizar su figura. 

Pero lo que de verdad ha dado juego en esta ocasión ha sido la leyenda con la que ha acompañado dicha galería de fotos. "Me and my Chi Chi", ha sido el comentario que ha dado pie a este tsunami de comentarios jocosos sobre todo en Twitter, siempre más dispuestos sus usuarios a la polémica, el cachondeo y por qué no decirlo, a dar caña a las celebrities.

Esta vez, salvo excepciones, por lo menos no ha sido una polémica digna de haters, sino más bien en clave cómica, mucho más divertida, como puedes ver si dedicas un rato a leer el hilo de respuestas que la gente le ha ido escribiendo a la empresaria.

Evidentemente, Kardashian se refería a su hija Chicago, a la que llama así cariñosamente. Lo que no debía saber la buena de Kim es que 'chichi' tiene una acepción peculiar en uso dentro del castellano más coloquial. Y claro, la gente se lo ha hecho saber en masa.

Lo más bizarro es que el hilo ha terminando derivando en un debate entre hispanoparlantes sobre los distintos significados de la palabra más allá del evidente: que si se utiliza como nombre de perro, que si a la carne le llaman así algunas abuelas, que si la esposa de Goku en 'Dragon Ball' se llama también así...

En definitiva, una clase de jerga castellana muy divertida y alocada la que se ha llevado gratis Kim Kardashian por ponerle ese apodo tan peculiar a su hija. Es lo bueno de tener millones de seguidores en las redes, que si permaneces atenta a lo que te responden, de vez en cuando, entre hater y hater, puedes aprender idiomas.

Relacionados