GETTY

Kim Kardashian 'saca las uñas' en Twitter para defender a Kanye West

El rapero desató la polémica en las redes sociales.

Woman.es

Después de casi un año sin aparecer por las redes sociales, Kanye West protagonizó un regreso triunfal. Y no por recibir una calurosa bienvenida sino por sembrar la polémica entre todos sus seguidores de Twitter llegando a perder un gran número (casi 10 millones) de estos en solo unas horas. Algo que luego se achacó a un fallo de la red social.

De echo, sus fans empezaron a plantearse si el rapero había vuelto a sufrir un brote psicótico debido al sin sentido de los tuits que publicó. Primero anunció que había despedido a su manager -lo que aprovechó Paquita Salas para ofrecer sus servicios de 'management'- más tarde compartió imágenes del interior de la casa donde reside junto a Kim Kardashian y sus hijos (algo poco habitual), habló de su firma Yeezy y, por último, de Donald Trump con quien terminó de sembrar el pánico.

Kanye se encargó de mostrar su simpatía hacia el presidente de los Estados Unidos mediante una imagen en la que aparecía con una gorra roja con la frase "Make America Great Again" bordada, lema de la campaña electoral de Trump. Las críticas no tardaron en llegar y el rapero se defendió (o lo terminó de estropear).

"No tienes que estar de acuerdo con Trump, pero la mafia no puede hacer que no lo quiera. Ambos somos energía de dragón. Él es mi hermano. Amo a todo el mundo. No estoy de acuerdo con todo lo que hace nadie. Eso es lo que nos hace personas. Y tenemos derecho a un pensamiento independiente", expresaba Kanye.

Trump no tardó en responder y escribió en su perfil: Gracias Kanye, ¡muy guay! Por supuesto, el rapero no dudó en alardear de ello.

Más tarde, ante la oleada de comentarios negativos, Kanye explicó que Kim Kardashian le había llamado para pedirle que aclarase todo: "Mi mujer me ha llamado y quiere que le aclare esto a todo el mundo. No estoy de acuerdo con todo lo que hace Trump. No estoy de acuerdo al 100% más que conmigo".

Y ahí fue cuando Kim entró en escena para defender a su marido ya que los medios de comunicación se estaban haciendo eco de toda esta negativa situación. "Para los medios que intentan demonizar a mi marido, permitidme decir algo... vuestros comentarios sobre Kanye son totalmente erróneos y vuestros tuits son realmente aterradores. No habéis tardado en etiquetarlo como víctima de problemas de salud mental, solo por ser él mismo cuando siempre ha sido expresivo. No es justo", escribía.

 

"Ahora cuando él habla sobre Trump ... La mayoría de las personas (incluyéndome a mí) tienen sentimientos y opiniones muy diferentes sobre esto. Pero esta es SU opinión. Creo en las personas que pueden tener sus propias opiniones, incluso si realmente son diferentes a las mías Él nunca dijo que estaba de acuerdo con su política", seguía.

Por último, quiso parar toda la revuelta que su marido provocó y a raíz de la cual se le acusó de sufrir problemas mentales: "La salud mental no es una broma y los medios deben dejar de hablar de ello de manera tan informal".