Kendall Jenner con coleta XXL en la gala Met 2018. | Charles Sykes / GTRES

La glamourosa resaca de Kendall Jenner tras la gala Met 2018

Y tres parecidos razonables con cualquiera de nuestras mañanas de domingo. 

Woman.es

La gala Met es uno de los eventos más exclusivos del año y no hay una sola 'celebrity' que se lo quiera perder (vale, Beyoncé es la excepción que confirma la regla). Pero si hay algo más especial que la propia ceremonia del museo neoyorquino, son las fiestas posteriores y las Kardashian-Jenner han demostrado que son las que más saben de eso. 

Jamie McCarthy / GETTY

Kendall, Kylie (junto a Travis Scott) y Kim K. asistieron al evento acompañadas de su madre Kris Jenner y a continuación se fueron a disfrutar de la noche de la Gran Manzana. Si sobre la alfombra roja estuvieron más discretas de lo esperado (el resto de 'celebs' aprovechan el Met para sacar la artillería pesada) sus looks de 'post party' pusieron de manifiesto que manejan como nadie el arte de la moda más sexy. Pero, sorprendentemente el estilismo que más ha llamado la atención ha sido el del día siguiente... Sí, el look de resaca de Kendall

Kim Kardashian acude junto a sus hermanas y su madre a una fiesta en Nueva York. | Dimitrios Kambouris / GETTY

La modelo ha eclipsado las redes sociales gracias a su peculiar estilismo. Pero si estás pensando en el pijama viejo con el que el resto de los mortales sobreviven a una buena juerga, es que no conoces el estilo de las hermanas más televisivas de la historia.

 

heavenly hungover

Una publicación compartida de Kendall (@kendalljenner) el

Solo unas horas después de la gala del Met, la mayor de las Jenner ha posado con un impresionante diseño rojo del tul que bien podría estar en la lista de mejores vestidos de cualquier 'photocall'.  El modelito, obra de la firma Christian Siriano, brilla con luz propia mientras la 'top' disfruta de un 'brunch' en una terraza. 

Sin embargo, por imposible que parezca, hemos encontrado tres parecidos razonables entre la glamourosa resaca de Kendall y cualquiera de nuestras mañanas de domingo

1. Peinarse no es una opción. Y sino fíjate en el moño desordenado que lleva la 'socialité'.

2. Las gafas de sol son imprescindibles y más si nos planteamos un 'bruch' a luz del día.

3. Podríamos comer hasta vaciar el frigorífico y seguiríamos teniendo hambre. 

Pensándolo bien, quizás la resaca de Kendall no sea tan glamourosa como parece.

// Outbrain