Katy Perry luce impresionante mientras con un vestido dorado y sus zapatos de "piña" | D.R

Katy Perry confiesa que tuvo pensamientos suicidas en una de las épocas más difíciles de su vida

Doloroso recuerdo.

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

No son pocas las celebrities que han confesado en numerosas ocasiones los problemas de salud mental que la fama y las expectativas que se tiene de ellos y de sus trabajos les han supuesto en determinadas etapas de sus vidas. Lady Gaga, Demi Lovato, Selena Gomez... Todas ellas han hablado abiertamente de cómo han ido lidiando con estas sensaciones y emociones durante toda su vida. 

Ahora, Katy Perry, quien se encuentra embarazada de su primer hijo, ha querido confesar que durante una época bastante difícil de su vida en 2017, pensó en suicidarse. "Mi carrera estaba en esta trayectoria que subía, subía y subía, y luego tuve un pequeño traspiés. Algo que desde fuera parecería poco relevante, pero que para mí fue sísmico". 

"Acababa de romper con mi novio, quien ahora es el padre del bebé que espero, y por aquel entonces yo estaba convencida de que volaría muy alto con mi siguiente disco. Sin embargo, la validación que obtuve no fue suficiente y caí en picado", asegura. Sin embargo, deja claro que pudo salir de todo aquello gracias a una cosa.

"Lo que probablemente me salvó la vida fue la gratitud porque si no la hubiese descubierto, me hubiese revolcado en mi propia tristeza y no hubiese salido nunca de ahí. Afortunadamente, encontré la manera de sentirme agradecida", recuerda.

"La esperanza siempre ha sido una opción para mí por mi relación con Dios y por creer que existe algo más grande que mí. Si yo fuese solo quien controlara mi destino, seguramente me hubiese dejado caer. Mi esperanza es que algo más grande que yo me creó con un propósito y me creó por una razón. No soy reemplazable y, bueno, ya sabes, yo creo que toda persona ha sido creada con un propósito en esta vida", afirma en la que es, sin duda, su entrevista más sincera hasta la fecha.

Relacionados