Katie Holmes, se siente bien en su piel

Se confiesa sobreprotectora con su hija Suri, afirma que prefiere las bibliotecas a los sitios de moda y está encantada de volver a interpretar a Jackie Kennedy en su nueva película. La actriz y nueva embajadora de Olay nos desvela,además, sus secretos y filosofía beauty.

Pilar Arranz | Woman.es

Nadie diría que ha cumplido ya los 36 años. Katie conserva en sus facciones ese aire de eterna jovencita con el que triunfó a finales de la década de los 90 con la serie “Dawson crece”. Su piel blanca y libre de imperfecciones, sumada a su estilo de vida, la ha convertido en embajadora de la firma Olay, según comentó ella en la presentación de la campaña en Nueva York. Aseguró que si ella puede mantener esa piel perfecta, cualquiera puede hacerlo con un poquito de tesón. Antes de aceptar el reto, Katie visitó la fábrica de la marca en Ohio y le encantó la forma en la que trabajan los laboratorios: «Pero lo que más me llamó la atención de Olay es la defensa que hacen de las mujeres sin complejos. El objetivo final es estar bien contigo misma», afirmó Katie. Y de esa forma se define ella, una actriz que comete pecados, como todas las demás, que no es perfecta: «Yo también me acuesto algunas veces sin desmaquillarme, o me tomo dos trozos de pizza con doble ración de queso y pepperoni.» A pesar de estas licencias, Katie cuida su rostro con una rutina básica que aconseja a todas las mujeres, porque a la larga se ven los resultados. La constancia según Holmes es el gran secreto para haber alcanzado los 36 con una piel envidiable. Ella practica con el ejemplo y casi siempre (ya ha reconocido que no es perfecta) se hace una buena limpieza facial mañana y noche, se hidrata la piel antes de salir de casa y antes de irse a la cama incorpora un sérum, que aporta un extra de firmeza y cuidado a la piel. Y nos cuenta que acompaña todos estos cuidados de una alimentación sana y la práctica habitual de ejercicio: «Me encanta hacer yoga y montar en bicicleta.»

Una mujer tranquila

Superada la ruptura con Tom Cruise, con el que estuvo casada seis años, Katie ha logrado recuperar su actividad profesional y tiene en cartera dos proyectos que la apasionan. Por un lado, trabajará en la película “All we had”, interpretando un personaje que asegura que nos sorprenderá. Por otro, volverá a interpretar uno de los papeles que la han marcado, el de Jackie Kennedy –ya se puso en su piel en los primeros capítulos de la serie “Los Kennedy”–. La actriz vive a caballo entre Nueva York y Los Ángeles y viaja siempre acompañada de Suri, hija de su matrimonio con Tom Cruise, y de la que se confiesa sobreprotectora. La niña, que ya ha cumplido ocho años, está considerada una de las it girls más influyentes del universo de la moda, y sus modelos son reproducidos por las pequeñas de todo el mundo.

Aseguran que, desde temprana edad, la pequeña Suri elige sus estilismos y, desde luego, marca tendencia. Está claro que ha heredado la pasión por la moda de su madre, una enamorada de las firmas Michael Kors, Ralph Lauren, Calvin Klein, Alexander Wang e Isabel Marant. Katie asegura que lleva una vida muy tranquila, y que si la queremos encontrar, no la busquemos por los locales de moda de Hollywood, sino en librerías antiguas, donde bucea para encontrar tesoros literarios que después devora, y en bibliotecas, en las que, asegura, encuentra la paz que refleja su rostro.