Los Duques de Cambridge durante la partida de bingo virtual. | Youtube

Kate Middleton y el príncipe Guillermo jugando al bingo desde casa con los abuelos de una residencia es lo más tierno que vas a ver hoy

Como el clásico de cada Navidad al que tú también has jugado pero por videollamada.

Woman.es

Si algo tiene la familia real británica es su capacidad de conectar con el pueblo al que representa. No es de extrañar que la monarquía reciba, en general, tanto apoyo popular en las islas y que sus miembros más destacados junto a la reina Isabel II, el príncipe Guillermo y, sobre todo, Kate Middleton, sean personajes tan queridos.

Su empatía, cualidad humana en desuso desgraciadamente, es uno de los rasgos más destacables en todo lo que hacen, y prueba de ello es su última aparición pública, en la que han jugado al bingo por videollamada con los huéspedes de una residencia para la tercera edad en Gales. 

Sí, sí, al bingo casero. Con su minibombo incluido. Exactamente igual al que tú llevas jugando anualmente en Navidad desde hace décadas con tus abuelos, tus tíos y tus primos -excepto aquellas primeras Nocheviejas en la edad adulta en la que creías que era la mejor noche del año para salir hasta que te diste cuenta de que el bingo no era tan mal plan...-.

Se les ve disfrutando muchísimo a los duques de Cambridge con la experiencia en el vídeo que han compartido en sus redes sociales, donde se aprecia como cantan la partida a la que juegan al otro lado de la pantalla los abuelos que viven en la residencia Shire Hall de Cardiff con la ayuda del personal sanitario que les atiende.

La acción tiene como objetivo principal precisamente reconocer la impagable labor de todo el personal sanitario durante la pandemia de la COVID-19, que en el Reino Unido ha golpeado con tanta dureza como en España. De hecho, para completar la acción, el segundo en la línea de sucesión al trono que su abuela ocupa desde hace casi siete décadas, se ha reunido también por medios telemáticos con trabajadores de la salud que desempeñan sus respectivas tareas profesionales a lo largo y ancho de Inglaterra e Irlanda del Norte. 

Además, seas monárquica o no, es indudable que la imagen transmite ternura y cercanía, y es de agradecer que personas con la importancia del príncipe Guillermo y Kate Middleton den visibilidad, al mismo tiempo que a los sanitarios, a los que más están sufriendo esta crisis sanitaria global provocada por el coronavirus, los abuelos. 

Relacionados