Kim Kardashian a su llegada al desfile de Balmain en París. | Gtres

La inquebrantable condición que Kim Kardashian impone para seguir rodando 'Keeping Up With The Kardashians'

Por ahí no pasa.

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

Está claro que Kim Kardashian está atravesando uno de los momentos más complicados en su vida personal. La reciente crisis mental de Kanye West ha puesto de manifiesto los graves problemas que han estado atravesando en su matrimonio y que ella nunca quiso que vieran la luz. De hecho, ha sido el portal de noticias TMZ el que ha desvelado que después de que el cantante fuese diagnosticado con trastorno bipolar, la socialité se reunió con los productores del reality 'familar' para asegurarse de que ciertas partes de su vida nunca vieran la luz.

- Kim Kardashian habla y pide respeto tras la crisis mental de Kanye West.

- Kanye West elimina un tweet en el que confesaba que quería divorciarse de Kim Kardashian.

- "Devastada": así está Kim Kardashian tras las íntimas revelaciones de Kanye West.

"Dejó muy claro que jamás se grabaría nada relacionado con la salud mental de Kanye ni nada que afectara de manera negativa a sus hijos. Amenazó con dejar de participar en el reality si se pasaba por alto esta condición", asegura una fuente cercana al 'clan'. Algo que supondría un auténtico 'palo' para el negocio familiar, ya que Kim Kardashian es, sin duda, la que más 'tramas' genera en el reality

Fue el pasado 5 de julio cuando  Kanye West anunciaba su candidatura a la presidencia de los Estados Unidos. Una noticia que sorprendía a seguidores y detractores, pero que era apoyada por su mujer, Kim Kardashian. Sin embargo, 10 días más tarde, se filtraban unas informaciones que aseguraban que el rapero se retiraba de la carrera presidencial

En un nuevo giro de los acontecimientos, Kanye aparecía en Carolina del Sur el 20 de julio para dar el que parecía ser su primer mitín político hacia la presidencia. Sin embargo, las alarmas saltaban cuando era preguntado por el tema del aborto y el rapero rompía a llorar desvelando la siguiente información. 

"Mi mamá me salvó la vida. Mi papá quería abortar. No habría Kanye West porque mi papá estaba demasiado ocupado… Casi mato a mi hija. Lo único que nos puede liberar es obedecer las reglas que nos dieron para una tierra prometida. El aborto debería ser legal porque adivinen qué: la ley no viene de Dios de todas formas, así que, ¿qué es la legalidad?. Durante un mes y dos y tres, hablamos de que ella no tuviera al niño. Tenía las píldoras (abortivas) en la mano", aseguraba.

"Llamé a mi mujer y ella me dijo 'vamos a tener a este bebé'. Así pues, aunque mi mujer fuese a divorciarse de mí tras este discurso, ella trajo a North al mundo cuando yo no quería. Ella se puso en pie y protegió a nuestro bebe". 

Horas más tarde, y con la prensa de su país todavía en shock tras la revelación de que Kanye West había querido que Kim Kardashian abortarse, el rapero lanzaba una serie de mensajes en Twitter que dejaban entrever que estaba sufriendo, con toda probabilidad, una crisis mental.

"Kris, ni se te ocurra acercarte a mis hijos" o "Kim está volando a Wyoming con un médico para encerrarme", son algunos de los 'tweets' que lanzó y enseguida se convirtieron en virales.

Tras esto, Kim kardashian decidía dar un paso al frente y lanzar un comunicado vía redes sociales. 

"Como muchos de vosotros sabéis, Kanye tiene un trastorno bipolar. Cualquiera que lo sufra o tengo un ser querido que lo tenga, sabe lo increíblemente complicado y doloroso que es de comprender. Nunca he hablado de manera pública sobre la manera en la que este diagnóstico nos ha afectado en casa porque quiero proteger a mis hijos y el derecho de Kanye a mantener en privado su salud. Pero hoy, siento que debería comentar lo que está sucediendo debido al estigma y las ideas equivocadas que hay sobre salud mental", comenzaba en un comunicado que ha compartido en Instagram.

"Entiendo que Kanye sea motivo de críticas dado que es una figura pública y sus acciones pueden, en ocasiones, causar fuertes opiniones y emociones. Él es un persona brillante, pero también complicada y que lidia con la presión de ser artista y negro, que experimentó la dolorosa pérdida de su madre y que tiene que vivir con la presión y el aislamiento que supone ser diagnosticado con un desorden bipolar".

"Aquellos que son cercanos a Kanye y conocen su corazón saben que sus palabras a veces no están en línea con sus intenciones. Vivir con un desorden bipolar no invalida o desmerece sus sueños y sus ideas creativas. No importa lo grandes o insostenibles que algunos las consideren. Es parte de él siendo un genio y, como hemos podido comprobar en muchas ocasiones, algunos de estos sueños se han hecho realidad".

"Como sociedad intentamos entender los problemas mentales, sin embargo, también deberíamos entender a los individuos que viven con ellas y, sobre todo, en momentos en los que más lo necesitan. Pido amablemente que la prensa y el público nos den la compasión y la empatía que necesitamos para superar este momento. Gracias a todos aquellos que os habéis preocupado por el bienestar de Kanye y por vuestra compresión. Con amor y gratitud, Kim Kardashian West".

 

Relacionados