Quién es Kamala Harris, la primera mujer negra candidata a la vicepresidencia de Estados Unidos. | Gtres

Quién es Kamala Harris, la primera mujer negra candidata a la vicepresidencia de Estados Unidos

Kamala Devi Harris es la fiscal pionera convertida en senadora que en solo unos meses podría estar a un paso de la Casa Blanca.

Andrea Morales |Woman.es

Hasta hace unas horas el nombre de Kamala Harris no decía mucho. Los más interesados en política estadounidense quizá ya habían leído su nombre en más de un artículo, pero no era ni de cerca tan conocida y mediática como otras de sus colegas, Hillary Clinton o Alexandra Ocasio-Cortez, por mencionar a las más famosas. Pero este martes su nombre retumbó en todo el mundo, el candidato demócrata a la presidencia Joe Biden anunció que ella, la senadora Kamala Harris, sería su compañera en su carrera a la Casa Blanca.  "Tengo el gran honor de anunciar que escogí a @KamalaHarris -una valiente luchadora en defensa de los menos poderosos y de los mejores funcionarios públicos del país- como mi compañera de fórmula", señaló Biden en Twitter.

Si escribes Kamala Harris en Google, el buscador arroja más de  29 millones de resultados solo en la sección de noticias. De un momento a otro el mundo entero centró su atención en esta abogada y política de 55 años que se ha pasado las últimas dos décadas de su vida apuntándose una larga lista de 'ser la primera'.

Kamala Harris y Barack Obama, en una imagen de archivo. | Gtres

Entre sus logros como 'la primera', la candidata a la vicepresidencia por el partido demócrata ostenta haber sido la primera mujer negra en ser fiscal de distrito en la historia de California; la primera mujer en ser fiscal general de California, la primera mujer de origen indio en ser senadora, y ahora, la primera mujer negra y de ascendencia asiática en ser elegida como vicepresidente de uno de los partidos políticos más importantes de EEUU.

Es evidente la necesidad de saber más detalles acerca de ella. Medios como Politico reconocen que su elección podría llegar a romper uno de los techos de cristal más altos de la vida política estadounidense, entonces ¿Quién es Kamala Harris?

La política demócrata nació en Oakland, California, en una familia de inmigrantes: su madre, Shyamala Gopalan, es originaria de India y su padre, Donald Harris, de Jamaica. El interés por la igualdad y los derechos le viene de cuna, sus progenitores fueron activistas de los derechos civiles durante su época estudiantil. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Joe Biden (@joebiden) el

Cuando ella tenía 7 años, sus padres se divorciaron y ella y su hermana menor, Maya, se quedaron bajo la tutela de su madre, que profesa la religión hindú por lo que creció ligada a su herencia asiática, pero también a sus raíces negras. Tanto Kamala como Maya, adoptaron la cultura afroestadounidense de Oakland. "Mi madre siempre entendió muy bien que estaba criando a dos hijas negras", escribió Harris en su autobiografía The Truths We Hold.

Harris estudió en la Universidad Howard, uno de los prominentes e históricos centros afroestadounidenses de estudios superiores del país. Tras cuatro años allí se trasladó a la Universidad de California para conseguir un título en Derecho y empezar su carrera en la Oficina del Fiscal de Distrito del condado de Alameda.

Se convirtió en fiscal de distrito -el máximo puesto en esa área- de San Francisco en 2003, antes de convertirse en la primera mujer y la primera mujer negra en ganar el puesto de fiscal general de California, o sea, la abogoda y funcionaria encargada del cumplimiento de la ley en el estado más poblado del país.

Durante su mandato en ese cargo, Harris se ganó la reputación de estrella ascendente del Partido Demócrata, lo que le impulsó para convertirse en senadora por California en 2017.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Kamala Harris (@kamalaharris) el

Pese a sus inclinaciones más de izquierda en asuntos como el matrimonio homosexual o la pena de muerte, Harris fue acusada de no ser lo suficientemente progresista por el ala más radical de los demócratas y de hecho fue el blanco de un duro artículo de opinión de la catedrática de Derecho de la Universidad de San Francisco, Lara Bazelon, que consideraba que la candidata había evitado en gran medida las batallas progresistas que estuvieran relacionadas con asuntos como la reforma policial, sobre las drogas o condenas injustas.

El año pasado lanzó su candidatura a la presidencia, pero no logró conseguir una base sólida para su campaña. Aunque trató de mantenerse en la fina línea entre el ala progresista y moderada del partido demócrata, acabó sin llamar la atención de ninguno de estos bandos, así que en diciembre de 2019 puso fin a su candidatura.

Se le ha criticado fuertemente por no tener una postura consistente en un tema tan controvertido como el sistema de salud. Aunque durante una intervención aseguró que apoyaba la abolición de la atención médica privada, luego se retractó y dijo que no había escuchado bien la pregunta. Al final, su proyecto incluía un plan para cambiar la atención médica pero que mantenía el seguro médico privado.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Kamala Harris (@kamalaharris) el

Sin embargo, y a pesar de estos pequeños baches en su carrera, su candidatura es considerada por los intelectuales estadounidenses como una gran fichaje. 

Con las actuales tensiones raciales en EEUU debido a los últimos casos de brutalidad policial, Harris viene a dar un aire fresco y progresista. Ha sido una de las voces más importantes dentro del movimiento Black Live Matter y no ha dudado en alzar su voz públicamente. En intervenciones de televisión ha pedido cambios de las prácticas policiales en todo Estados Unidos; en Twitter, ha abogado por la detención de los agentes que mataron a Breonna Taylor, una mujer afroestadounidense de 26 años de Kentucky; y suele hablar con frecuencia de la necesidad de desmantelar el racismo sistémico en el país.

Relacionados