Con poca cintura y la cadera marcada, Julia es una mujer con curvas a la que le gusta potenciar su lado sensual. Viste camisa Dries Van Noten, falda brocada Dior y zapatos de pulsera Versace.  | Fotografía: Richard Ramos

Julia Restoin Roitfeld, la saga continúa

Hija de Carine Roitfeld, la editora del moda más influyente del mundo, creció entre Karl Lagerfeld, Mario Testino, Tom Ford... Hoy es habitual en los front rows, compagina sus facetas de consultora de moda, modelo y bloguera. Dior Make Up nos cita con esta mujer que ha creado su propio estilo, entre el “je ne se quois” parisino y el casual neoyorquino.

Marta Bonilla | Estilismo: Marta Lasierra | Fotografía: Richard Ramos

Amanece en Cannes. Son las 7 de la mañana y Julia aparece puntualísima, en albornoz y con la cara lavada, en la suite Dior del Hotel Majestic, frente a La Croisette, el epicentro del Festival. Estrellas de cine, tops, it girls internacionales... pasan estos días por aquí para maquillarse y vestirse antes de pisar la alfombra roja. Hoy, Eva Herzigova y Bella Hadid, embajadoras de belleza Dior, brindan con champán antes de salir hacia la Gala Amfar, motivo por el que Julia (París, 1980) llegó ayer desde Nueva York, donde vive hace más de una década.

Es tímida y respetuosa con el trabajo del equipo. Evita que una sugerencia pueda parecer que interfiere en la selección de estilismos. «Me gusta cómo me queda. ¿De quién es esto?» pregunta a Marta Lasierra, nuestra directora de Moda. Julia es hija de Christian Restoin –fundador de la firma de camisas Equipment– y de Carine Roitfeld, la editora y estilista de moda más influyente del mundo. Creció rodeada de gurús del fashion business: Karl Lagerfeld, Tom Ford, Ricardo Tisci –padrino de su hermano Vladimir– o Mario Testino, que a los ocho años ya le hacía sus fotos familiares. 

¿Quién te ha impresionado más?

Sin duda, mi madre. Es la número uno. Ama su trabajo pero siempre ha encontrado el equilibrio entre su carrera y su familia, que es lo más difícil. Y tengo adoración por Lagerfeld. Tiene una energía, un entusiasmo y una creatividad únicos. Lleva décadas en la moda y siente curiosidad por todo. Y todavía tiene tiempo de leer un libro al día, enviar notas a mano con un dibujo… Le tengo muchísimo cariño y respeto. 

«Es una actitud: está en tu forma de vestir, sonreír, moverte... Tu charme. Es algo que te hace única y que todas tenemos. Solo hay que encontrarlo», nos dice Julia, con vestido de seda Burberry Prorsum y botas Burberry.  | Fotografía: Richard Ramos

Con ese entorno parecías abocada a la moda. 

No creas, quería ser oceanógrafa. Me encanta la ciencia pero, desgraciadamente, no era buena en matemáticas. No tuve una vocación precoz con la moda. 

¿Cuándo descubriste que querías dedicarte a ello?
Cuando empecé a escuchar a las bandas british de los 90. En aquella época, me atraían el punk y el grunge, también para vestir. Además, la inauguración del tren Eurostar, que conectaba Francia y Reino Unido, nos acercó a Londres e iba muchas veces. Me volvían loca revistas como “The Face”, hacer collages, la fotografía… Empecé a estudiar en una escuela de fotografía, también dirección creativa y negocio de moda. Ser modelo surgió por accidente, tras graduarme.

No todo el mundo tiene ocasión de que Tom Ford le proponga protagonizar la campaña de uno de sus perfumes, Black Orchid. Julia sabe las puertas que le abre su apellido le ha abierto y lo lleva con naturalidad. Estudió en la Parsons School de Nueva York y allí fue consciente por primera vez de la importancia de llamarse Roitfeld. «Desde pequeña, veía que tenía una madre más joven y cool que las demás pero nada más. En esa época, las editoras y estilistas tampoco eran tan icónicas como ahora. En la Parsons, cuando me pedían que fuera a dar conferencias, me di cuenta de lo que significaba en el mundo de la moda», dice Julia.

Su hija Romy, de cuatro años, promete continuar la saga familiar: «Se parece a mi madre más que yo. Cruza las piernas como ella, le encanta el print animal, tiene ya su estilo... ¡Debe de ser algo genético!», dice sobre la niña, a la que muchos han bautizado como “mini it girl”, por mucho que Julia odie este término, y que da nombre al blog que creó cuando estaba embarazada, romyandthebunnies.com: «Dirigida a madres jóvenes que no quieren dejar de ser cool

¿Vivir en Nueva York ha cambiado tu idea de la moda? 

Sí, es muy diferente. Las parisinas son geniales en los clásicos; las neoyorquinas, más casual y libres a la hora de combinar estilos. En París, en seguida te miran si te pones algo diferente; en Nueva York da igual. Para mí, fue como un chute de confianza para probar estilos diferentes. Cometí muchos fallos, pero me divertí. Ahora, sé cuál es mi estilo, qué looks me favorecen y tengo mis propios clásicos. 

Modelo, fotógrafa, bloguera, consultora de moda... ¿Qué prevalece cuando te preguntan por tu profesión?

Digo consultora, porque eso abarca todo. Creo que soy una persona creativa y conozco a mucha gente capaz de hacer mil cosas con buenos resultados.

«Me gusta el estilo de los 60, de Jane Birkin y Brigitte Bardot. También el clásico look “Belle de Jour” de Catherine Deneuve, con minifalda y trench de piel, mitad inocente, mitad navy. Y me  encantan los vestidos boho chic», dice Julia, con camisa de tul y pantalones de seda Stella McCartney y zapatos Gucci.  | Fotografía: Richard Ramos

¿En qué consiste tu trabajo como consultora de moda?

Doy ideas para campañas, colecciones, shopping, creo moodboards, aconsejo las prendas de una colección que deben adquirir los compradores de unos almacenes… Llevo seis años trabajando con Miu Miu. 

¿Cuál ha sido el cambio más importante de la moda en los últimos años?

El provocado por Internet, las redes sociales y el street style. Han hecho la moda más accesible a todo el mundo. 

El eterno dilema: ¿Hace falta mucho dinero para ser fashion?

Ahora se lleva el mix & match. Se puede combinar un vestido street con unos bonitos zapatos o bolso de diseñador. Pero ni siquiera hay que ir de diseñador, puede ser street, piezas que tengas… Yo reciclo mucha ropa. Al final, todo depende de tu estilo y cómo lo llevas. 

Recomiéndanos un diseñador al que no deberíamos perder la pista 

Alexandre Vauthier, es un creador joven. He vestido prendas suyas últimamente y me ha hecho sentir muy sexy.

Has definido tu estilo como minimalista y sexy. ¿Un look con el que te sientas segura?

Un little black dress, un blazer y unos stilettos, como las mujeres de las fotos de Helmut Newton. 

¿Es el estilo que te inspira?

Sí, claramente. Tengo muchísimas fotos suyas, desgraciadamente no originales, en las paredes de mi casa. Reflejaba mujeres fuertes, con confianza en su cuerpo y su forma de ser, sexy, guapas y con un toque intelectual en las fotos. 

¿Tienes muchos amigos en el mundo de la moda?

No, tengo pocos, el mejor es el estilista Tom Van Dorpe. 

¿Por qué no te gusta el término it girl?

Porque una it girl es la chica del momento pero el momento pasa y la gente se aburre. Yo prefiero no serlo y durar más. 

«Intento cuidar mucho la piel. La limpio bien mañana y noche y me gusta aplicarme mascarillas. Me encantan las de Eve Lom, SK-II y los Dior Beauty Pad, que he descubierto recientemente», dice Julia, con jersey Tommy Hilfiger Collection y falda Prada. | Fotografía: Richard Ramos

MUY PERSONAL

Manual de estilo

* El mejor consejo de estilo que te dio tu madre. «Practicar el mix & match y vestir para ti misma, no para el mundo de la moda. Aprender qué estilo te favorece más, qué corte de vaquero, de vestido...» 

* Si abro tu armario me sorprendería… «Pues, que está súper organizado. ¡Odio el desorden! Para mí, menos es más.» 

* Las joyas de moda que has heredado de tu madre. «Un vestido largo de Comme des Garçons, algunos modelos de Dior, jerséis de cachemir con un tacto muy sexy y algún traje de Alaïa.» 

* Para tu hija guardas… «Piezas clásicas y casi todos los vestidos de diseñadores.»

* Tu estilo es… «Femenino, minimalista y un punto sexy.» 

* Un diseñador al que seguir la pista. «Alexandre Vauthier. He vestido prendas suyas últimamente y me ha hecho sentir muy atractiva.» 

* Un look que no falla para una fiesta. «Un little black dress con una zapatos cómodos para bailar. Es un clásico que repito mucho: Me gusta sentirme bien en mi ropa y en mi piel, me ayuda a divertirme mucho más que cuando visto algo súper fashion con lo que no me siento yo misma.» 

* Un secreto de estilo. «Reciclo mucha ropa. Subo faldas, quito mangas…» 

* No sales de casa… «Sin perfumarme.» 

* Eliges tu maquillaje… «Según el outfit. Unos necesitan un make up súper potente y, otras veces, es mejor uno muy natural para dejar protagonismo al vestido.»

* Un descubrimiento cosmético… «Me encanta la nueva Dior Overnight Mask, para cuidar la piel durante la noche.»

Tags:

dior