Julia Otero, el día de su 62 cumpleaños, en una fotografía en Instagram.  | @otero_julia / INSTAGRAM

Julia Otero habla sobre su salud y el tratamiento que sigue contra el cáncer

La periodista Julia Otero desveló en febrero que le había sido diagnosticado un cáncer.

Clara Hernández

Han pasado tres meses desde que Julia Otero colapsó titulares y redes sociales anunciando que le había sido diagnosticado un cáncer y que se retiraba de su puesto de directora del programa radiofónico 'Julia en la onda', en Onda Cero, para someterse a tratamiento. Aunque el adiós era temporal, tampoco se mencionó ninguna fecha fija de regreso. 

"Voy a estar un tiempo fuera de combate, unos meses", indicó Julia a los oyentes de su espacio con unas palabras con las que recordó, en un momento, a su "querido doctor López Otín", el catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la Universidad de Oviedo que tantas veces ha ido a su programa para transmitir "ciencia bien contada", y que le había explicado cómo las células, en enfermedades como la suya, se convierten en "egoístas"

Ahora, la locutora ha compartido una fotografía en las redes donde se la ve con muy buen aspecto, en el campo y acompañada por un hashtag que suena bien: "#CurandoyAprendiendo". También añade un mensaje en el que da detalles de una parte del tratamiento al que se está sometiendo con una terminología tan didáctica y curiosa que seguro que contaría con la aprobación del profesor López Otín.

Si meses antes había comunicado su lucha contra las "células egoístas", ahora se ha referido a la necesidad de hacer crecer a "unos señores muy simpáticos". Es decir, a los "neutrófilos", ha aclarado. Además, el método para conseguirlo es muy agradable y cero invasivo: andar.

"Mi oncólogo me manda a paseo y soy obediente", comenta con humor. "Cada día 6, 7 u 8 kilómetros. Así se estimula la producción de unos señores muy simpáticos llamados neutrófilos", indica junto al tag #MeEstoyHaciendoUnMaster que revela que, como ya nos imaginábamos, está estudiando todo lo que puede sobre su enfermedad, en la que es ya prácticamente una experta. 

Desde su despedida de 'Julia en la onda', donde espera volver más pronto que tarde, Julia ha compartido en las redes algunos otros momentos de su día a día, como cuando recibió la vacuna contra el Covid-19 en la semana dedicada a los pacientes oncológicos. También se ha asomado para agradecer los mensajes de ánimo que recibe cada día de sus seguidores. "He hecho torrijas al horno. Si pudiera, pasaría la bandeja entre todos vosotros. Los mensajes de caniño y ánimo que os leo son tan hermosos, tan de verdad, tan cómplices que os siento como parte de mi familia. Gracias, me gustaría contestar uno a uno, pero es imposible", escribió en Semana Santa en una publicación con una foto de torrijas que despertó una tormenta de 'likes'.