José Coronado, durante la presentación del desenlace de 'El Príncipe' | GTRES

José Coronado: "No he comprado ropa en treinta años"

Durante dos años José Coronado ha sido el agente Fran en ‘El príncipe’. Ahora estrena patillas pobladas y un ajetreado pluriempleo. Ropa nueva, no.

Clara Hernández | Woman.es

Luce unas nuevas patillas cortijeras, abultadas, y unos envidiables 58 años mientras alaba la serie que le ha empleado durante dos y que ahora se aproxima a su fin, 'El Príncipe'. Él, sin embargo, no se toma un respiro: "Estoy con cuatro o cinco proyectos, os vais a aburrir de verme".

En junio acabó el rodaje de 'El Príncipe'. ¿Le entristeció o lo celebró?
La verdad es que en ese momento estaba deseando que acabase. La edad te vuelve muy realista y es ley del actor estar cambiando cada cierto tiempo de proyecto. Veía que la serie terminaba bien, fiel a la calidad que se mantiene en los 24 capítulos, así que contento.

¿No echa nada de menos?
A los compañeros. La serie me ha dado grandes amigos, como Álex González. Creo que con él he ganado un amigo del alma para siempre.

Álex González, Rubén Cortada... ¿qué se siente cuando es a otros a quienes piden que se quiten la camiseta?
Fantástico, una liberación. Y eso no quita para que yo siga yendo al gimnasio y que me mantenga en forma. Pero teniendo a Álex, a Rubén, o a Jesús Castro… qué me van a pedir. Se me piden otras cosas que me dan mucho gusto. Todos pasamos por diferentes etapas y hay que saber evolucionar.

Con el éxito de 'El Príncipe', ¿has notado cambios en el barrio ceutí donde se desarrolla la serie?
Allí siempre nos trataron bien siempre aunque al principio había algunas dudas sobre qué íbamos a contar. Las siguientes veces que hemos ido nos han recibido como si fuéramos los Rolling Stones.

José Coronado posa con sus compañeros de reparto de 'El Príncipe | GTRES

Y después de la serie, ¿dónde te veremos?
El viernes empiezo a rodar ‘Oro’ de Díaz Yanes, que es un viaje al siglo XVI. Ponerte la espada e irte a conquistar países es una gozada. Y tengo entre manos otras tres o cuatro películas: 'Secuestro', 'Contratiempo', 'El hombre de las mil caras', 'Cien años de perdón'... Sí, este año se me va a ver muchísimo, voy a aburrir un poquitín.

¿Pluriempleo con los tiempos que corren?
Soy un privilegiado. Siempre intento estar a la altura de las circunstancias y dejar un buen sabor de boca para que me sigan llamando. Pero también el azar es importante y yo estoy tocado por una varita de la suerte en la vida. Doy gracias por ello y siempre llevo como bandera la humildad y el agradecimiento, y no creerme nada y dar lo máximo.

Hasta has tenido que rechazar algún proyecto...
La serie 'La verdad' coincidía con 'El hombre de las mil caras', que es un peliculón. Pero no ha sido nada dramático. El director de la serie y yo somos amigos.

Ante una oferta de cine y otra de televisión, ¿uno siempre se inclina por el cine?
Hace unos años habría contestado que cine pero hoy ha avanzado todo tanto y la forma de trabajar de ambos es tan parecida... La diferencia es que en el cine tienes que hacer el peliculón del año para que te vean 600.000 personas, mientras que en la tele una buena serie puede contar con 4 o 5 millones de espectadores por episodio. Hay que saber valorarlo. Si me dijeras que hoy tengo que quitar de mi vida uno de los dos, me quedaría con la tele.

¿Sientes que tu profesión está bien tratada?
Se nos está poniendo las cosas muy difíciles. Los sueldos han bajado a la mitad en los últimos ocho años y hay que hacer el doble de trabajo. Muchos actores están en casa viéndolas venir. Gracias a la tele hay gente que sigue sobreviviendo. En cuanto a nivel institucional, no se nos ayuda.

Te sigues cuidando. Y en cuanto a moda…
No me he comprado ropa en los últimos 30 años. Vivo de la ropa de mis personajes y de la generosidad de ciertas marcas que te regalan el esmoquin o el traje que has llevado en alguna gala. De Fran, de ‘El Príncipe’, me he quedado por ejemplo con unas pulseras y con unas camisetas, que me vienen muy bien porque es en lo que yo me muevo.

Entonces tu estilo dependerá del personaje que estás interpretando en ese momento.
Mi estilo es muy básico: ir cómodo, con vaqueros y con cualquier camiseta.