Johnny Depp y Amber Heard durante el juicio por su divorcio en Londres. | GettyImages

Johnny Depp contra Amber Heard: Un juicio entre excrementos, helados y mentiras

El actor se defiende de la acusación de maltrato a su ex mujer durante un proceso judicial que está sacando los trapos más sucios de su relación. En sentido literal.

Carlos Alcelay | Woman.es

Durante los tres años que duró su matrimonio, Johnny Depp habría golpeado hasta en 14 ocasiones a Amber Heard, según la versión de la supuesta víctima. El actor afirma que la verdadera víctima de maltrato es él y describe a su ex como una violenta desequilibrada dispuesta a todo para humillarle. Será un tribunal londinense el que dictamine quién miente en esta historia. Si es que no mienten los dos.

Johhny Depp durante el juicio que tiene lugar en Londres. | Leon Neal

Su turbulento divorcio, en 2016, se había cerrado con un acuerdo por el que la actriz recibió una indemnización millonaria a cambio de retirar sus acusaciones de violencia machista contra él. Sin embargo, hace un par de años, el diario británico 'The Sun' publicaba un reportaje en el que describía a Depp como un maltratador, aportando detalles que solo podían proceder de su ex. Depp demandó al periódico y en estos días se está celebrando en Londres el juicio por difamación, con Amber Heard como testigo contra el actor.

Amber Heard durante el proceso judicial con Johnny Depp. | Chris J Ratcliffe

“Seguiré negándolo el resto de mi vida. Nunca abusé de la señora Heard ni de ninguna otra mujer. Ella es la agresora (insiste Depp). Mientras combinaba las anfetaminas recetadas y las drogas no recetadas con alcohol, la señora Heard cometió innumerables actos de violencia doméstica contra mí”.

Desde la primera sesión, el tribunal se ha convertido en un estercolero en el que los dos protagonistas esparcen sus miserias. Heard ha aportado testimonios de amigos y familiares que corroboran la tortura emocional y física que sufrió por parte de un marido adicto al alcohol y la marihuana, problema que él admite. 

El peor de esos incidentes se habría producido durante la fiesta por el 30 cumpleaños de Heard, a la que llegó tarde Depp. Al recriminárselo, el actor, bajo los efectos de la marihuana, le habría lanzado una botella magnum de champán a la cabeza y le habría tirado del pelo.

Una enfermera que asistió a esa fiesta jura que en todo momento Depp estuvo “coherente, sociable y afectuoso”, lo que parece corroborar la versión que él da de esa noche. Reconoce que llegó fumado, pero fue para soportar la noticia que su abogado le acababa de comunicar: habían desaparecido 650 millones de su fortuna y debía otros cien a Hacienda por declaraciones no realizadas. 

Amber Heard y Johnny Depp cuando eran pareja. | Tristan Fewings

Un puñetazo de granjero

Depp asegura que su ex miente, porque fue ella la que, al enterarse del desastre financiero, le agredió con “un puñetazo de granjero”. Le tuvo que aclarar al juez que se refería a “un tipo de golpe salvaje... Una especie de puñetazo redondo, por así decirlo”. Y aportó además una grabación hecha con su móvil en el que se le oye decir: “Me has hecho polvo, tía”. 

Al día siguiente, la criada encontró heces en la cama donde Depp había dormido solo: “Estoy convencido de que fue la propia señorita Heard o una de sus compañeras la que dejó las heces humanas en la cama. Pensé que era un final extrañamente apropiado para la relación”, ha admitido el actor ante el tribunal. Heard ha culpado de este incidente a uno de sus perros.

Amber Heard y Johhny Depp durante su romance. | Andrew Medichini

Hay dos pruebas aportadas por la defensa que los abogados de Heard no han podido desmontar. La primera es otra grabación en la que se escucha cómo la actriz primero le lanza sartenes, ollas y jarrones a su marido antes de golpearle: “No puedo prometerte que no me ponga violenta otra vez. A veces enloquezco y pierdo la cabeza”, se la oye decir. Al hacerse público ese audio, el equipo de abogados que la asesoraba decidió retirarse del caso. Y Amanda de Cadenet, conocida presentadora, activista del movimiento 'Me Too' e íntima amiga hasta ahora de la actriz también le retiro su apoyo.

Por si las cosas pintaban feas para Heard, Alejandro Romero, el portero del edificio donde vivía la pareja, y Trinity Esparza, la responsable de seguridad, han declarado que las abrasiones y hematomas que se aprecian en unas fotos presentadas por la actriz no pudieron ser provocadas por Depp. 

Heard afirma que esas fueron las secuelas de otro ataque de su marido, al agarrarle del cuello y haberle lanzado un móvil a la cara. Pero en las fechas en que supuestamente eso sucedió los dos testigos afirman no haber visto en ella ninguna señal de violencia. Fue unos días después, mientras el actor estaba en el extranjero y el magnate Elon Musk empezó a ser un asiduo visitante nocturno de la actriz, cuando aparecieron esas señales en su cara y en el cuello. Unos meses más tarde, Heard y Musk hacían oficial una relación que apenas tuvo recorrido.

El serial continúa a la espera de nuevas revelaciones que lancen más fango en la sala del tribunal. Las fotos que se presentan en el juicio, con el actor semi inconsciente con un bote de helado derramado sobre él, demuestran que este juicio