Joaquin Sabina, durante un concierto en Madrid el pasado enero | Gtres

Joaquín Sabina se casa con Jimena Coronado

El músico y su pareja desde hace 25 años han contraído matrimonio en el registro civil de la calle Pradillo de Madrid.

Woman.es

El cantante Joaquín Sabina  de 71 años y su pareja desde hace dos décadas, Jimena Coronado de 51, se han casado este lunes en el registro civil de la calle Pradillo de Madrid, según ha confirmado a El Mundo, José Navarro 'Berry', su representante.

A la ceremonia secreta han acudido el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y el también cantante Joan Manuel Serrat. Tras el enlace, la pareja ha salido por la llamada “puerta de bodas”, por donde suelen salir las personas que contraen matrimonio en este inmueble. Según, El País, el cantante llevaba mascarilla y un sombrero de paja e iba vestido con un traje azul, una camiseta negra y zapatillas de deporte, además de llevar unas flores en la solapa. Coronado ayudaba a bajar las escaleras del registro civil a su ya esposo, con un vestido azul oscuro, sandalias planas negras y también con mascarilla.

Joaquin Sabina y su esposa Jimena, en Madrid | Gtres

Desde el año pasado se sabía que el músico le había pedido matrimonio. De hecho, lo desveló Serrat en una entrevista conjunta. "Le pidió a casarse a Jimena. Se arrodilló y le regaló un anillo", dijo el autor de 'Mediterráneo'. "Eso no lo debías contar", le increpó entonces, medio en broma, Sabina. A lo que Serrat respondió: "¡Ah!, fue tan hermoso".

La complicidad entre ambos quedó patente en la conversación subsiguiente. "Yo tengo 70 años, el día que la 'Jime' cumplió 50 doblé la cerviz y en verso...", empezó explicando el autor de '19 días y 500 noches'. 

La de Sabina y Coronado ha sido una boda por sorpresa porque no nos esperábamos que fuera ahora. La pareja se conoció en 1999 en el hotel Sheraton de Lima, donde ella acudió como fotógrafa del diario El Comercio. Tras las fotografías, esa noche quedaron en un bar de Lima, la ciudad natal de Jimena Coronado. En aquel entonces, los dos tenían pareja, pero cuando esas relaciones acabaron volvieron a retomar el contacto: ella le mandó una larga carta que él tardó cuatro meses en decidirse a abrir. Cuando lo hizo, volvieron a encontrarse en México, donde pasaron unos días juntos.

Relacionados