L'Oréal

Premios Feroz 2017, Javier Pereira: "'Que Dios nos perdone' ha sido un antes y un después"

A pesar de que casi perdió la cabeza, el actor madrileño asegura que le compensó la gran transformación que sufrió para interpretar a su último personaje y tiene claro que sus nominaciones son el mejor ejemplo de ello.

Andrea Sicilia | Woman.es

Tardó dos meses y medio en perder 17 kilos para interpretar a un siniestro violador y asesino de ancianas en 'Que Dios nos perdone'. Charlamos con Javier Pereira sobre el que ha sido el personaje de su vida hasta la fecha y de sus merecidas nominaciones tanto en los Premios Feroz, que se celebran este 23 de enero, como en los Goya.

WOMAN: ¿Cuál es su gran sueño como actor?

JAVIER: Es fácil, seguir trabajando como hasta ahora y mantenerme toda la vida en esta profesión. Llevo ya 20 años, tengo 35 y llevo desde los 15, y es un lujazo. Por lo menos me quedan otros 30, en este camino y avanzando paso a paso (risas).

¿Qué es lo que más recuerda de sus primeros trabajos en series como 'Al salir de clase' o 'Amar es para siempre'?

Los recuerdo con muchísimo cariño. En 'Al salir de clase' tenía solo 19 años y, además de seguir estudiando y hacer teatro, era increíble trabajar y que te pagaran por ello. Además estaba rodeado de gente joven y la serie tenía mucho éxito. Todavía mantengo amistades de aquellos compañeros, fue una etapa muy bonita de mi vida.  

¿Qué nuevos desafíos profesionales te planteas como actor?

Ahora tengo una obra de teatro en el 'Teatro Español', que empieza en un mes y es un reto porque es complicada y luego los que vengan en el futuro. Cada vez tengo más claro hacia donde quiero ir y qué tipo de actor quiero ser.

¿Qué personaje de los que ha interpretado hasta la fecha se parece más a usted?

Un 70% en 'Tu vida en 65’' y un 30% de 'Stockholm'.

¿Qué recuerda de su gran transformación en ‘Que Dios nos perdone’?, ¿volvería a someterse a un cambio tan radical por exigencias del guión?

Si, por supuesto, de 'Que Dios nos perdone' tengo un gran recuerdo. Fue muy difícil, pero ahora lo veo y estoy muy satisfecho, ha merecido la pena. Si me volvieran a ofrecer un personaje tan diferente y arriesgado, y la película, lo mereciera, lo haría. De hecho, ojalá que me llegue otro personaje como el que acabo de tener la oportunidad de interpretar. Ha sido un antes y un después en mi carrera como actor.

¿Qué es lo que más valora a la hora de elegir si aceptar un papel?

Me fijo tanto en la historia, como en el personaje y valoro si las dos cosas me compensan. A veces una pesa más que la otra, a veces las dos te gustan e incluso no te convence ninguna de las dos pero te conviene hacerlo. Es muy difícil que haya un buen personaje si la película no está muy bien, pero lo que más valoro es que la película sea buena y también que el personaje tenga cosas con las que poder trabajar.

¿Está menos nervioso en su segunda nominación a los Goya?

Estoy menos nervioso pero igual de emocionado. La primera vez que vives algo siempre estás más nervioso, es como el primer beso. La suerte y tranquilidad que tengo es que esa nominación ya la gané, por lo que en esta ocasión no tengo tanta presión, ahora ya lo tengo y esa es la mayor satisfacción que tuve, me moriré habiendo ganado un Goya.

¿Qué nuevos proyectos le esperan en 2017?

Seguir en la serie y empezar una obra de teatro y tengo también un proyecto de cine que ya veremos si se acaba de confirmar y comenzamos con él en verano.

¿Cuál ha sido el mayor hito en tu carrera hasta la fecha?

La película 'Que Dios nos perdone', este personaje ha sido mi gran cambio.  

¿Qué destacan de ti los que mejor te conocen?

La alegría y las bromas (risas).

Relacionados

-->