Jamie Lee Curtis | GETTY

Jamie Lee Curtis hace un poderoso alegato a favor de la belleza natural de las mujeres maduras

La actriz ha criticado la filosofía del antienvejecimiento y ha subrayado la importancia de apreciar la belleza de las mujeres a medida que se hacen maduras.

María Viéitez

"Todos vamos a envejecer", ha dicho Jamie Lee Curtis en una de sus últimas entrevistas. La actriz no está satisfecha con los estándares de belleza que se imponen a las mujeres a día de hoy, y, de forma muy honesta, ha dado su opinión sobre la estigmatización del envejecimiento.

Jamie Lee Curtis participó en el último episodio de 'Lorraine', ocasión que aprovechó para explicar los motivos por los que cree que debemos apoyar la belleza natural y no endiosar (o no tanto) la cirugía plástica.

"He sido una gran defensora de la belleza natural durante mucho tiempo, sobre todo porque he tenido la prueba y el error de la otra parte", dijo Curtis refiriéndose a su experiencia con los retoques estéticos. "Me hice cirugía plástica. No funcionó. Lo odié... me hizo sentir peor", explicó.

La actriz de 62 años considera que la filosofía del antienvejecimiento está anticuada y hace mucho daño a las mujeres, agravando sus inseguridades y promoviendo un tipo de belleza irreal. "El término antienvejecimiento... ¿qué es eso? ¿De qué estamos hablando? Todos vamos a envejecer", dijo Curtis. "Todos vamos a morir. ¿Por qué quieres aparentar 17 años cuando tengas 70? Quiero aparentar 70 cuando tenga 70", concluyó.

Tal y como ha confesado la estrella de ‘Halloween Kills’, no se considera fan en absoluto de los tratamientos cosméticos que tienen la intención de rejuvenecer los rostros. "También soy defensora de no estropear tu cara", dijo la actriz de forma muy contundente.

Jamie Lee Curtis defiende a Scarlett Johansson en su enfrentamiento con Disney: "No te metas con mamá oso"

- Jamie Lee Curtis revela que su hijo es transgénero y hace un balance de su vida: "La vida es una metamorfosis constante"

Los retoques y cambios de apariencia son, de hecho, uno de los motivos que provocaron que Jamie Lee decidiese llevar el corte de pelo que tanto la caracteriza. "Intenté hacer todo lo que se puede hacer con el pelo", recordó Curtis. "Personalmente, lo sentía como algo humillante. Entraba en una peluquería: el olor de los productos químicos, la sensación de tener ese color en el pelo, el hecho de llevar esa cosa, sentarse bajo el secador… Me preguntaba: ‘¿Para qué?’".

Y continuó: "Al principio de mi carrera, me hice una permanente y luego tuve que teñirme el pelo para una película y se me quemó el pelo de la cabeza. La primera vez que me corté el pelo corto, dije: 'Oh, Dios mío. Oh, vaya. Me parezco a mí'", contó en el programa. "Desde entonces, también dejé de teñirlo".

En 2019, Curtis se sometió a una cirugía plástica "rutinaria" que acabó provocándole una adicción a la vicodina, un opioide derivado de la codeína que se utiliza como analgésico vía oral. La actriz reveló haber luchado contra la adicción a es medicamento durante más de doce años.

Antes "tenía los ojos hinchados. Si ves fotografías de entonces, parece que no he dormido", dijo. En una ocasión, "estábamos rodando una escena con un tipo de luz fluorescente […] y [el cámara] dijo: 'No la voy a grabar hoy. Sus ojos están demasiado hinchados'". "Me sentí tan mortificada y avergonzada y tuve tanta vergüenza, que, después de esa película, fui a hacerme una cirugía plástica de rutina para eliminar la hinchazón". Y añadió: "Me dieron vicodina como analgésico para algo que no era realmente doloroso".

"Ahora llevo 22 años sobria", dijo Curtis muy orgullosa. "La tendencia actual de rellenos y procedimientos, y esta obsesión por los filtros, y las cosas que hacemos para ajustar nuestra apariencia, están acabando con generaciones de belleza. Una vez que te estropeas la cara, ya no puedes recuperarla", concluyó.