GETTY

La increíble transformación de Margot Robbie

Tonya protagonizó uno de los grandes escándalos deportivos y su historia ha sido recreada por Margot, quien ha tenido que someterse a una sorprendente cambio físico para el papel.

Woman.es

Margot Robbie vuelve a acaparar titulares tras su boda secreta con Tom Ackerley. En esta ocasión, debido a la increíble transformación física que ha sufrido para su nueva película. La joven estrella ha sido elegida para caracterizar a Tonya Harding, la famosa patinadora que protagonizó uno de los grandes escándalos deportivos en la década de los 90.

Tonya Harding fue una de las patinadoras olímpicas americanas más admiradas del mundo, pero su vida se truncó, cuando en 1994, ella y su marido organizaron el ataque contra Nancy Kerrigan, su gran competidora en la pista. El plan fue descubierto a tiempo por la policía y su carrera profesional en el patinaje artístico se desplomó al instante. Además, por si fuera poco, su matrimonio también terminó en fracaso.

Margot, para protagonizar este complejo biopic, ha tenido que sufrir una increíble transformación. Resulta incluso difícil de reconocerla debajo de esa ropa, los postizos para simular su aumento de peso y la peluca. En su caso, el gran cambio no ha sido real, y el sorprendente resultado es fruto del trabajo de maquilladores y expertos en efectos especiales. La dirección de la nueva film ha logrado su objetivo: el parecido es impecable.

La actriz es, además de la protagonista, la productora del largometraje y su marido Tom también forma parte del equipo de rodaje. Hasta el 2018 no podremos ver el resultado final  de la película 'I, Tonya' en la gran pantalla pero, sin duda, el estreno no pasará desapercibido.