Deepika Padukone lleva más de diez años de ídilica relación con 'Tissot'. | D.R.

La hora de Deepika Padukone

Deepika Padukone no es una estrella al uso. Modelo y actriz, triunfa en Bollywood, ha dado el salto a la meca estadounidense y es embajadora mundial de 'Tissot'.

Carmen Melgar/ Woman.es

Es una de las actrices de cine indio con más proyección internacional. En la última entrega de premios IIFA, los equivalente a los Oscars en Bollywood, celebrada en Madrid, ganó un galardón como mejor actriz, gracias a “Piku”, categoría en la que competía contra ella misma en una doble candidatura. Recogió su primera estatuilla con 18 años, cuando empezó a modelar, iba con su padre y todavía se acuerda de su vestido y del horrible discurso. Pero Deepika Padukone ha evolucionado desde entonces. De adolescente, cambió los deportes por la moda, y después dio el salto al cine. Pero cuando estaba en la cima, anunció que sufría depresión. Ahora tiene una fundación, “Live Love Laugh”, para ayudar a luchar contra ella.

Más de 10 años de relación con Tissot, ¿cómo lo lleváis?

Conocí a Maria Ahnebrink, directora de comunicación y relaciones públicas de Tissot, hace tiempo y hablamos de cómo unir sinergias, algo más allá que representar la firma, poner tu cara en los anuncios y ya está. Es un viaje emocional que hacemos juntos. De todas las marcas que promociono, que son más de 20, Tissot es la más duradera y un ejemplo a seguir. 

¿Cómo se pasa de deportista profesional a la moda? 

Aunque practicaba muchos deportes, desde pequeña siempre había sentido en mi interior que donde yo tenía que estar era en el cine o en la belleza. Siempre me han fascinado las películas.

¿Qué opinaron tus padres?

Me apoyaron al 100 %. La profesión que eligió mi padre fue poco convencional. En aquella época no muchos indios jugaban profesionalmente, especialmente el bádminton, que no era muy popular. Esto le dio fuerza, incluso cuando no había campeonatos en el país ni dinero para estos deportes. Así que desde pequeñas, a mi hermana y a mí nos educaron para escuchar nuestro corazón y seguir nuestros sueños, es la única manera de alcanzar el éxito.

Decidiste hacer pública tu batalla contra la depresión…

No creo que fuera un gran paso, pero la gente a mi alrededor sí que me decía que era muy valiente por atreverme a decirlo. No me lo pensé dos veces. Hablé con mi equipo y les expliqué que era la razón por la que me tomaba un descanso. Sentí que podía transmitir más fuerza a otras personas para afrontarla. No lo hice como un gran anuncio, pero ha sido muy reconfortante ver cómo ayudó a otras personas y su impacto sobre ellas.

¿Qué consejo darías a las nuevas generaciones?

Un par de cosas: trabaja duro y haz lo que te apasione. Hoy la gente quiere alcanzar éxito de manera rápida y sin mucho esfuerzo. Algo instantáneo. Pero nada es permanente. Solo las cosas sólidas perduran.