CORDON

La historia de amor de 'Love Actually' que traspasó las pantallas

¿Quiénes son los dos actores que protagonizaron uno de los momentos más inolvidables tanto dentro como fuera de la película?

Andrea Sicilia | Woman.es

Ver la película 'Love Actually' en Navidad se ha convertido en toda una tradición como comer turrón o cantar villancicos. La comedia navideña por excelencia se estrenó el 6 de noviembre de 2003 y más de una década después sigue conquistando a todas las generaciones por sus divertidas historias. Solo en una película así, podríamos imaginar a un primer ministro enamorándose de una misteriosa chica que le llevó el té, a un escritor embelesado de una portuguesa a la que casi no entiende o un hombre viudo que consigue cumplir su sueño de tener una cita con Claudia Schiffer.

Ahora bien, entre todas las pintorescas historias de amor que protagonizan este largometraje hubo una que sí traspasó las pantallas. Este es el mejor ejemplo de que el espíritu navideño que se hace presente en 'Love Actually', es posible trasladarse a la vida real. La noticia se ha confirmado por su propia protagonista, Olivia Olson, que interpretaba a la joven Joanna, esa niña con voz dulce que enamoró a Thomas Sangster, el actor que daba vida al pequeño Sam, ha confesado en una reciente entrevista que le gustó su compañero de reparto.

via GIPHY

Pero no solo eso, también vivieron un momento muy especial en su historia ya que el primer beso que se dieron en la película fue también el primero de su vida. "Estaba muy nerviosa porque por entonces estaba colada por Thomas y también estaba preocupada porque yo era más alta que él", ha desvelado la actriz al portal E! News. "Encima fue mi primer beso no sólo en la gran pantalla, sino en la vida real también", continuaba la entrevista entre risas.

Si pensamos en todas las historias bonitas de 'Love Actually' seguro que nos hubiera gustado que más de una se hubiera hecho realidad, pero al menos podemos revivir esa ilusión con esta pareja infantil que vivió su amor, tanto dentro como fuera de las pantallas, en un ambiente 100% navideño.