Gloria Estefan, en 2016 | GETTY

Gloria Estefan revela que sufrió abusos sexuales con 9 años

Según la cantante, este depredador sexual amenazó con matar a su madre si se lo decía

Noelia Murillo

El 93% de los niños que sufren abusos sexuales conocen y confían en sus abusadores. Y lo sé, porque yo fui una de ellas”, cuenta al borde de un colapso lacrimal una de las cantantes cubanas de mayor éxito, Gloria Estefan, en el primer ‘Red Table Talks’ que protagoniza junto a su hija Emily y su sobrina, Lili. Hay que tener valor para arrancar un programa con tanta claridad, pero el título del espacio no daba lugar a dudas.

Emitido en Facebook Watch, ‘Traicionados por adultos de confianza’ buscaba arrojar luz sobre cuáles han sido las secuelas que han sufrido miles de niños que han sido abusados sexualmente por personas de su entorno. Para ello, en este especial ‘The Estefans’ de ‘Red Table Talks’ (el espacio que conduce habitualmente Jada Pinkett-Smith, la artista ha querido contar un episodio que vivió cuando apenas tenía nueve años.

“Él era familia, pero no familia cercana. Estaba en una posición de poder porque mi madre me había inscrito en su escuela de música y él, inmediatamente, comenzó a decirle que tenía mucho talento y que necesitaba atención especial. Ella se sintió afortunada de que él mostrara ese entusiasmo y atención en mí”, ha reconocido la galardonada artista.

-Margaret Qualley asegura creer las acusaciones de abusos a su ex, Shia LaBeouf

-Evan Rachel Wood acusa a Marilyn Manson de abusos y acoso

A lo largo del relato, Gloria ha recordado cómo “empezó poco a poco y todo pasó rápido”, así como el momento en que le hizo frente para terminar con aquella situación. “Le dije: ‘No puedes hacer esto’ y él me dijo: ‘Tu padre está en Vietnam, su madre está sola. Si se lo dices la mataré’”, ha contado con entereza ante su hija y su sobrina.

A pesar de que ha asegurado que en ningún momento se sintió culpable de que se dieran estos abusos, dado que este hombre era “un demente”, sí llegó a pensar que por su culpa su madre podría estar en peligro. Sin embargo, tuvo el valor de continuar sus días sin confesarle lo que había ocurrido, hasta que notó cómo uno de los mechones de su pelo se desprendió debido a la ansiedad que albergaba en su interior.

“Probé todas las formas posibles para no tener que ir a esa escuela. Me inventé que estaba enferma”, ha continuado, a la vez que ha publicado algunos audios en los que mantiene conversaciones telefónicas con su padre. En ellas, no parece estar muy feliz por ir a esa escuela, a pesar de que su progenitor le intenta animar por las buenas valoraciones que su profesor tiene de ella.

Finalmente, le confesó estos abusos a su madre. “No pude soportarlo más. Llegó la policía y mi madre les contó lo que había pasado. Ellos le dijeron que no presentara cargos porque iba a tener un trauma peor por tener que subirme a un estrado”, ha relatado con la angustia de no haber denunciado estos hechos y ha añadido: “Me siento horrible por eso, imaginando que podrían haber existido más víctimas”.