woman | El lujo de ser mujer

Georgia May Jagger: una chica con ángel

Hija del rock and roll, ha heredado la melena y la piel de su madre, la mítica top Jerry Hall, así como el honor de ser imagen del perfume Angel, de Thierry Mugler. En París nos contó que está feliz.

Myriam Serrano

Nació en 1992, igual que el emblemático perfume Angel. Su padre, Mick Jagger, salía de gira con The Rolling Stones, y su madre le contaba anécdotas de las sesiones de fotos que protagonizaba para las mejores campañas de publicidad (fue rostro de la fragancia del 95 al 97). Ahora, la musa de Mugler es Georgia, modelo e it girl que seduce con su dulzura, exquisitos modales y piernas infinitas.

¿Qué recuerdos tienes de tu madre como modelo del diseñador Thierry Mugler e imagen del perfume?

La recuerdo bellísima, con su vestidor lleno de imágenes de las campañas. En su baño siempre estaba el frasco estrella con el contenido azul. Era mágico. Ese aroma dulce siempre la envolvía. Es el aroma de mi infancia, el que siempre me ha acompañado. Me trae recuerdos de niñez imborrables.Qué orgullo debe de ser para ti sucederla en este trabajo...Sí, es una casualidad fascinante. Es sentirme un ángel, como yo la veía a ella. Mi madre ha sido siempre mi modelo a seguir, y ahora estoy trabajando con una firma que me encanta, y que ha estado durante años relacionada con ella. Me hace sentir muy bien.

De pequeña, ¿imaginabas ser modelo, como ella?

En absoluto. No me apetecía nada seguir los pasos de mis padres. Yo quería ser veterinaria o trabajar en un circo como funambulista, pero la vida me ha llevado por otros derroteros. Me gusta la fotografía y el diseño, pero por el momento me siento feliz haciendo esta excelente campaña, con este gran artista que es Thierry Mugler y todo su equipo. Trabajar con los mejores siempre engrandece.

¿Cuál ha sido la mejor herencia que te ha dejado tu madre?

Quiero parecerme a ella en su positivismo. Siempre busca el lado bueno de las cosas, y para cada problema encuentra una solución. Es una de las cualidades que más admiro de ella. Su buen ánimo transmite energía.Y tu preciosa melena y esa piel estupenda...

¿Cómo las cuidas?

Utilizo un buen champú y mascarilla para el pelo. Mi secreto para mantenerlo sano es no usar nunca secador. No tengo, únicamente lo uso por motivos de trabajo. El rostro lo hidrato cada día con una crema Clarins especial para mi edad.

¿Tienes espíritu rock and roll?

Soy un poco traviesa, sí. Y a la hora de vestir me gusta su estética; las cazadoras de cuero, botas, fulares, sombreros… Adoro la moda de los 60 y 70.

¿Cuáles son tus prendas it para esta temporada?

Pienso en comprarme un abrigo largo, maxi, no tengo ninguno. Aunque la prenda imprescindible para mí es una chaqueta de cuero, o un chaquetón de piel de cordero. Y en fiestas me gusta llevar colores muy de temporada. Me sientan bien el rojo, el verde...

¿Qué música incluye tu play list ideal?

Me gusta mucho la música en general. Escucho un poco de todo, pero siento predilección por la de los años noventa, es la que más me llega.

Ganadoras #fularwoman del 2 de marzo

Woman.es

Hemos retado a nuestras lectoras a mostrarnos cómo combinan uno de los tres modelos de fular que Woman regala con la revista de marzo y ya tenemos las dos primeras ganadoras (que participaron entre el 20 y el 26 de febrero).

Y las afortunadas son:

hablemedevd

terexonga

Esta semana vuelves a tener una oportunidad de ganar una Energy Tablet Neo 9, ¡sube tu foto a Twitter o Instagram utilizando el hashtag #fularwoman!

Consulta las Bases Legales.

Amparó Baró, con todos los actores de la serie 7 Vidas en 2006.

Muere Amparo Baró a los 77 años de edad

Amparó Baró ha muerto a los 77 años en el Hospital Puerta de Hierro de Madrid. En 1999 Baró se coló en todas nuestras casas gracias su personaje Sole en la serie 7 Vidas, donde compartió plató co Blanca Portillo, Javier Cámara, Toni Cantó y Paz Vega. Después participó en series como El internado, aunque su gran pasión era el teatro.

La entrevista a Scarlett Johansson

Tres meses después de dar a luz a su primera hija, Rose Dorothy, la actriz exhibe sus deslumbrantes treinta años de la mano de Dolce Gabbana.

Ester Aguado

Se lo dejó todo hecho antes de ser mamá: los estrenos ("Chef", "Capitán América: soldado de invierno", "Lucy" y una nueva entrega de "Los Vengadores"), la publicidad (como imagen del perfume The One y de las sombras Perfect Mono de Dolce Gabbana) y las entrevistas. No quería que nada ni nadie perturbara los primeros meses con su hija... Ahora acaba de reaparecer –junto su marido, en los premios Gotham, con un corte de pelo "slade shave" bastante radical–, pero parece que se tomará las cosas con más calma... Sí, pondrá voz a la serpiente Kaa en la cinta de animación "El libro de la selva", de Jon Favreau, y ya está preparando la nueva comedia de los hermanos Coen... pero con tranquilidad. «Ahora tengo una vida personal muy gratificante, que me he ganado: he trabajado durísimo los dos últimos años y toca disfrutarlo. Es la culminación de tanto esfuerzo», explica la actriz. Sin embargo, sí que hay un proyecto en el que se volcará: el próximo verano hará su debut como directora en "Summer Crossing". «Leí la novela hace unos seis años y en seguida lo supe: esa era la historia y, además, podía adaptarla fácilmente al cine, pero me tomé mi tiempo para saber si yo era la persona adecuada para dirigirla. Finalmente, lo haré. Parece el paso más natural en mi carrera... pero no actuaré en ella. He salvado al equipo de tener que asistir al terrible espectáculo de dirigirme a mí misma. Creo que sería un desastre de nivel 1 (risas).»

Una exageración. Scarlett es una profesional tan exigente y competitiva, que dudamos que pueda llegar a hacer mal algo que tenga entre manos. Como prueba, el fantástico disco que sacó junto a Pete Yorn, "Break Up" (2009). «El otro día vi a Pete en la fiesta de su 40 cumpleaños y hablamos sobre volver a trabajar juntos, porque lo pasamos tan bien... Quizá deberíamos publicar "Making Up" pronto... Trabajo tanto como actriz, que sería estupendo tener un proyecto vocal tan divertido como el anterior», confiesa la neoyorquina. Luc Besson, el director de "Lucy", uno de sus últimos éxitos, la define como «una chica dura de Nueva York»: «Nunca intenta seducirte, ni se va de copas con el equipo para intentar caerles bien. Puede parecer muy glamourosa en las alfombras rojas o en las portadas de las revistas, pero también es una mujer muy directa y trabajadora, además de versátil», explica el francés. Scarlett sonríe: «Es verdad que soy muy franca. Y muy neoyorquina: a diario, me visto para la ciudad: discreta, funcional, con un punto elegante. Y creo que mantengo una sana separación entre mi vida real y las alfombras rojas. Eso sí, te diré que me divierte jugar a los disfraces y vestirme con glamour.»

La actriz asegura que las mujeres, en general, aprenden a aceptarse con la edad, aunque no deja de inquietarles el paso del tiempo: «Después de los 25, el cuerpo se transforma y, aunque me siento a gusto conmigo misma, soy indulgente con mis defectos, como todo el mundo.» Lo afirma una de las mujeres más sexys del mundo, que prefiere usar perfume solo por la noche, ya que durante el día utiliza aceites. «The One me parece un perfume muy sensual, ideal para cuando vas de cena. Me recuerda a mi madre, cuando salía con mi padre y olía... como una noche de fiesta. Era un perfume fuerte, con personalidad. The One me lo recuerda. Para el día, prefiero Rose The One, que es más de niña buena». En cuanto al maquillaje, Scarlett se niega a elegir entre ojos o boca: «La maquilladora Pat McGrath me enseñó que no tienen por qué ser excluyentes un ojo ahumado y los labios rojos. La clave está en el equilibrio y en el nivel de drama del evento.»