La actriz Geena Davis cumple 60 años. | GTRES

Geena Davis: de Thelma a líder feminista

La añorada Thelma acaba de cumplir 60 años y es la activista por la igualdad de género más influyente de Hollywood

Paka Díaz | Woman.es

La actriz Geena Davis acaba de cumplir 60 años y lo celebró en el Festival de Sundance, en Utah, durante la tercera Celebración del Liderazgo Femenino. Ella era una de las diez mujeres líderes a las que se rendía homenaje en este evento y, además, era la principal oradora. “Los personajes femeninos representan menos del 30 por ciento de los que aparecen en pantalla, exactamente el mismo porcentaje de los últimos 70 años. La representación femenina en la pantalla está estancada desde 1946. Me sorprende que nadie se de cuenta”, clamó Davis ante un atento auditorio. Pero, ¿cuándo y cómo se convirtió Geena Davis en la aguerrida activista que es hoy?

Una parte de Geena Davis siempre será la alta, algo desgarbada y bastante perdida Thelma, aquella joven que encontró su fuerza al lado de su amiga Louise, a la que daba imagen Susan Sarandon. Juntas protagonizaron la mejor ‘road movie’ feminista de todos los tiempos. Cuando la rodó, Davis estaba en la cúspide de su carrera tras grandes éxitos como ‘La Mosca’, ‘Bitelchús’ o ‘El turista accidental’, por la que además se llevó el Oscar a Mejor Actriz Secundaria. Después vendrían títulos menores como ‘Ellas dan el golpe’ hasta desembocar en una película que supuso un descalabro comercial, ‘La isla de las cabezas cortadas’. Tras ella, la carrera cinematográfica de la actriz cayó en picado y apenas hay títulos de interés, salvo su participación en algunos episodios de la serie ‘Anatomía de Grey’, su voz como Mrs Little en las películas animadas del famoso ratón Stuart Little y su papel como Presidenta de los Estados Unidos en la serie ‘Commander in Chief’, que le valió el premio Globo de Oro en 2006. Sin embargo, durante todos estos años no sólo se dedicó a su carrera como actriz. Davis, cuyo coeficiente intelectual es de 140, o sea que entra en el grupo de superdotados considerados como genios, decidió reinventarse y comenzó a practicar el tiro con arco y estuvo a punto de clasificarse para las Olimpiadas de Sydney. Tras su aventura deportiva, a los 46 años la actriz tuvo a Alizeh, su primera hija y dos años después dio a luz a los gemelos Kian William y Kaiis Steven. Ver la televisión con ellos haría que el rumbo de la actriz diera un nuevo vuelco.

Aunque asegura que siempre ha sido feminista, fue tras el estreno de Thelma y Louise cuando Davis tomó conciencia de lo escasamente representadas que estaban las mujeres en el cine. “Eran tantas las que se acercaban a decirme que se sentían inspirados por nuestros personajes en la película que me di cuenta de los pocos personajes femeninos importantes y reales que había en la industria cinematográfica”, recuerda. Sin embargo, al sentarse con sus hijos a ver la televisión fue cuando comenzó a darse cuenta de la poca cuota femenina que aparecía en la pantalla. “Vi que se estaba mostrando un mundo muy desequilibrado a los niños desde muy pequeños, un mundo en el que las mujeres y niñas solo suponen el 17% de los personajes”, explicó la actriz. Fue entonces cuando creó el Geena Davis Institute on Gender Media (Instituto Geena Davis sobre Género en los medios de comunicación) en 2007. Desde esta organización, elaboran estudios y presentan datos sobre la representación femenina en el cine, la televisión y los medios destinados al consumo infantil. “Decidí concentrarme en las películas y series familiares porque quiero cambiar lo primero que ven los niños. Si contemplan una relación tremendamente sesgada entre personajes varones y mujeres, y si los escasos personajes femeninos no están haciendo tanto o no hacen las cosas importantes, se les transmite un mensaje muy claro: las niñas son menos valiosas que los niños”, explica Davis.

GTRES

Los primeros estudios del instituto concluyeron que en las escenas de grupo sólo el 17 por ciento de los personajes eran mujeres. Davis considera que la poca representación audiovisual femenina puede hacer que en el mundo real también se vea normal que las mujeres ocupen un espacio más pequeño. “Nos entrenan para ver 20% de mujeres como el porcentaje normal femenino porque de los cinco personajes principales en una película, solo uno va a corresponder a una mujer”, ha señalado en repetidas ocasiones por eso considera que es sumamente importante aumentar drásticamente el porcentaje de personajes femeninos y reducir los estereotipos de género, especialmente en los productos destinados a los menores. Por su labor por la igualdad de género y la representación femenina, Davis ha sido nombrada Enviada Especial para las Mujeres y las Niñas de Naciones Unidas, también es socia oficial de ONU Mujeres, donde colabora para promover la igualdad y el empoderamiento de las mujeres y además es la Presidenta de la Comisión de California sobre la Condición de la Mujer.

Desde el Instituto, así como desde la web hermana seejane.org apoyan el trabajo de las mujeres en la industria, hacen ‘lobby’ y publican datos relacionados con la participación femenina en la comunicación audiovisual. Por ejemplo, han demostrado que, en una película, por un papel importante de una niña hay tres niños varones, el mismo porcentaje que ha existido desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Los personajes masculinos dominan casi las tres cuartas partes del entretenimiento de los niños y el 83% de los narradores en cine y televisión son hombres. La investigación del Instituto indica que los niños aprenden a aceptar los estereotipos que aparecen representados, en los que los personajes femeninos están hipersexualizados. Además, en las películas infantiles el 80,5% de los personajes que trabajan son hombres y el 19,5% mujeres, todo un contraste con las estadísticas del mundo real donde las mujeres comprenden el 50% de la fuerza laboral. Por otra parte, los creadores de las películas y series son también varones por una abrumadora mayoría. Así, sólo el 7% de los directores, el 13% de los escritores, y el 20% de los productores son mujeres. Por tanto, no es de extrañar que el resultado es que en las historias tanto la perspectiva como los personajes sean predominantemente masculinos y , cuando son femeninos, suelan repetir los estereotipos y no se ajustan a la realidad de las mujeres. Ellos se lo guisan y ellos se lo comen. El instituto también ha demostrado que cuando una guionista mujer trabaja en una película, aumenta al menos en un 10,4% el tiempo de pantalla para los personajes femeninos. La organización de Geena Davis organiza anualmente un Simposio Global sobre Género en los Medios para dar a conocer sus avances y concienciar sobre la importancia de la representación femenina en las pantallas. Este año se celebrará dos veces, el 17 de febrero en Bombay (India) y el 8 de marzo en Sao Paulo (Brasil).

“Las mujeres están infra-representadas en casi todos los sectores, no sólo en el cine. No somos conscientes de en qué medida. Las imágenes de medios de comunicación ejercen una poderosa influencia en la creación y perpetuación de nuestros prejuicios inconscientes. Sin embargo, esas imágenes también podrían tener un impacto muy positivo en nuestras percepciones. Lamentablemente hay pocas mujeres CEOs en el mundo, pero podría haber un montón de ellas en el cine. ¿Cómo animamos a muchas más niñas a dedicarse a la ciencia, la tecnología y la ingeniería de carrera? Haciendo que aparezcan en las películas un tropel mujeres de esas profesiones y de otras como la política o el derecho. A través de las películas, podemos ayudar a cambiar el futuro”, concluye la actriz que, además, se muestra optimista en cuanto al cambio. Davis, por cierto, siempre ha lamentado que los extraordinarios personajes protagonistas de ‘Thelma y Louise’ acabaran con sus vidas. La Thelma en la que ella se ha convertidos, sin embargo, decidió plantar cara y luchar. Y vaya si lo está haciendo.