GTRES

Garbiñe Muguruza, la novia de Wimbledon, con un vestido de Alexander McQueen

La tenista española se alza por primera vez con el título de Wimbledon tras derrotar a Venus Williams. 

Woman.es

De blanco y radiante. Así se presentaba Garbiñe Muguruza en la cena de campeones de Wimbledon, del mismo tono con el que horas antes había conquistado su primer título del 'Grand Slam' británico. 

GTRES

El vestido blanco de Alexander McQueen, que Garbi compró en los almacenes Harrods esa misma tarde en Londres, realza la trabajada figura de la tenista.

Por una noche, la deportista sustituyó su habitual raqueta y sus deportivas por un 'clutch' metalizado y unas sandalias de tacón respectivamente, que combinaban a la perfección con el bordado en plata que adornaba la parte superior de su vestido. 

 

Wimbledon gala! 💋 #mcqueen #schwartz

Una publicación compartida de Garbiñe Muguruza (@garbimuguruza) el

Garbiñe Muguruza se ha proclamado ganadora del torneo de Wimbledon con una contundente victoria frente a Venus Williams. Con un marcador a su favor de 7-5 y 6-0, la tenista hispano-venezolana ha hecho historia batiendo todos los récords del deporte femenino español. 

GTRES

Garbi se ha convertido así en la segunda mujer española en llevarse la bandeja del torneo británico a casa, 23 años después de que Conchita Martínez, su entrenadora durante esta competición, venciera a la checa Martina Navratilova.

GTRES

Tras un partido de poco más de una hora y cuarto, Garbiñe se alzaba como nueva campeona del tenis sobre hierba, imponiendo su técnica y su ilusión sobre la experiencia de la mayor de las hermanas Williams, que ya contaba con nueve finales de Wimbledon a sus espaldas. 

A sus 23 años Garbiñe Muguruza tiene un gran recorrido profesional y es todo un ejemplo de #WomanPower que ya se ha convertido en el rostro del presente y el futuro del tenis español. ¡Enhorabuena!

Recuperamos nuestro entrevista con ella cuando fue portada de Woman Fitness.

¿Es verdad qué hay mucha rivalidad entre las mujeres en el circuito femenino?, ¿por qué?

Hay rivalidad como en el circuito masculino. Todos los tenistas somos muy competitivos y cuando saltas a la pista no hay posibilidad de empatar, o ganas tú o tu rival. Nos tenemos tremendo respeto entre todas, dentro y fuera de la pista, pero se trata de ganar cuando estás ahí fuera porque si no, la que se va a casa eres tú. Luego, tan amigas. Soy muy competitiva, pero el ansia de ganar te puede jugar malas pasadas y hay que aprender de todas esas situaciones.

Has marcado un estilo muy femenino en las pistas, ¿desde cuándo te gusta tanto la moda?

¡Desde siempre! Soy coqueta y me gusta vestirme bien siempre que puedo. Ten en cuenta que nos pasamos el día en chándal, así que cuando tengo oportunidad me gusta ponerme mona. No tengo muchas ocasiones, así que voy superpuesta al supermercado (risas).

¿Cómo fue eso de salir a la pista con bolso?, ¿qué sueles llevar dentro?

Pues lo que llevamos todas, pero además también pequeñas cosas para el partido: tiritas, horquillas, protección solar ya que estamos muy expuestas al sol…

Vistes de Stella McCartney en la pista, ¿demuestra tu interés por dar un toque más moderno en competición?

Tengo la suerte de que Stella McCartney tiene una línea de ropa deportiva para Adidas y me eligió para que compitiera con ella. Siempre hace unos diseños originales que combinan estilo, moda y comodidad. Son favorecedores, femeninos y además cambiamos colección con frecuencia, así no te cansas de la ropa que llevas. No creo que la feminidad, el ir bien conjuntada y el gusto por la moda vayan reñidas con la competición y que una mujer pueda dar lo mejor de sí en la pista igual que en cualquier ámbito de la vida.

Con tu vida nómada, ¿cuándo y dónde vas de shopping?, ¿qué otras marcas te gustan?

Ir de compras me relaja. Viajar por todo el mundo te da la oportunidad de visitar lugares muy distintos y aprender de todas las culturas. Me gusta comprar tanto en tiendas clásicas como en zonas trendy. Me encanta mezclar piezas low cost con complementos o prendas más complementos de Armani, Boss, Gucci, Zara, Versace... Me gustan las curvas y el color. Y el diseño en la vestimenta deportiva.

Como buena venezolana, ¿vives la belleza con pasión?, ¿te interesan los tratamientos para estar guapa? Me gusta cuidarme y como tengo mucho tiempo muerto en hoteles, aviones, etc… me he aficionado a buscar blogs de moda y belleza donde te cuentan trucos prácticos… Soy autodidacta y voy probando cosas.

¿Cuidas especialmente tu alimentación?

Cada vez más; es importante para mi carrera. Me gusta comer de todo y voy aprendiendo qué me sienta mejor. Somos lo que comemos, y para un deportista profesional mantener tu cuerpo en las mejores condiciones es esencial, así que esa es otra de las cosas en las que trabajo y voy mejorando. No es fácil, ya lo sabemos…

¿Qué es lo más difícil del entrenamiento? Tu entrenador, Sam Sumyk, ¿es también confidente y apoyo fundamental en un mundo tan duro?

El entrenamiento, tanto físico como en pista, es básico para luego tener éxito. No hay nada que vaya a conseguir sin trabajar duro cada día. Como cualquier otra mujer que intenta hacer bien su trabajo. Y para mantener la motivación alta es clave un equipo que te mantenga positiva. Soy una persona muy perfeccionista y a veces me enfado por fallar varias bolas seguidas en un entreno. Sacarme de esa exigencia y hacerme seguir en positivo es muy importante para mí. Con Sam estamos trabajando muy bien, es muy paciente y alguien que sabe lo que conlleva estar ahí arriba.

¿Qué aficiones tienes fuera de la pista? Creo que te gusta mucho el cine…

Me encanta especialmente la música. Estoy todo el día con Spotify, viajo con un altavoz de estos guays que conecto al móvil y así me aseguro de poder escuchar música constantemente. Y según el día que tengo, pongo reggaeton, rock, hip hop, música clásica… También veo muchas pelis y series. Las pelis han de ser de acción o de miedo, con mucha sangre (risas).

¿Y qué es lo que más te gusta de Venezuela y de España?

La verdad es que tengo mucho de ambas. Me gusta la alegría latina, el sol, el calor de la gente… Y eso es un poco de los dos países. llamativos, en mi armario encontrarás ro