La candy bar más dulce, con helados y donuts unicornio. | Instagram

La fiesta unicornio que organizaron las Kardashian es la definición de FANTASÍA

Nadie monta un sarao como ellas.

Patricia Rivera| Woman.es

El cumpleaños de North (hija de Kim Kardashian y Kanye West) y Penélope (hija de Kourtney Kardashian y Scott Disick) es cada año una fecha señalada en nuestros calendarios. ¿Por qué? Pues porque nos morimos por ver la fiesta temática con la que nos sorprenden. Las hermanas son las reinas en cuestión de montar saraos: cumpleaños, baby showers, Halloween... Da igual, ellas lo hacen siempre a lo grande. Y cuando pensábamos que no se podían superar van y montan la fiesta de unicornios más genial de la historia. 

 

El año pasado pusieron el listón muy alto con una fiesta de sirenas que era el sueño de cualquier niño. Pero con la de este año han ido un paso más allá, cumpliendo los sueños de grandes y pequeños...

¡Queremos una fiesta de unicornios así! 

Y es que en el cumpleaños de North y Penélope había muchas cosas que molan. Como la DJ de 10 años que Kim contrató para la ocasión, Dj Livia. 

 

Pero también los centros de mesa más bonitos que has visto jamás con taburteres 'fluffy', las colchonetas de piscina más increíbles con formas de arocoiris, las tartas, helados, donuts y cupcakes de unicornios más deliciosos que hayas probado, e incluso, y aquí viene el detalle que marca la diferencia entre montar una fiesta y montarla en 'plan Kardashian': ¡UNICORNIOS DE VERDAD! Con cuernos de colores y crines de purpurina. Una auténtica fantasía.

Pero claro todo esto tiene un precio. Y no les ha salido precisamente barato el cumpleaños: tartas de unicornio creadas por FlourShop, desde 175 dólares. Inflables de FunBoy, 169 dólares cada uno.

Suma y sigue... ¡Tienes que verlo!

Ver 8 fotos
  • Las Kardashian todo lo celebran a lo grande. Y cuando se trata del cumpleaños de sus hijas, ¡todavía más! Después del cumpleaños de Vaiana, el de sirenas, llega ¡el cumpleaños de unicornios!

    Una fiesta temática con la que muchos soñamos. Porque el amor por los unicornios y el brillibrilli no entiende de edades.