GDG

Así fue la fiesta de 6 millones de dólares que protagonizó Ágatha Ruiz de la Prada

En el evento no faltó nada ni nadie.

Woman.es

Hay fiestas que pasan a la historia y que se hacen un hueco para siempre en nuestras memorias. Ya sea por el buen ambiente que se creó, por los invitados, la música que sonó o los looks que se vieron, algunos eventos son memorables.

Algo así sintió Ágatha Ruiz de la Prada con la fiesta de cumpleaños a la que asistió este fin de semana. La diseñadora compartió en su Instagram una foto con el anfitrión del cumpleaños y señaló que había sido "El mejor cumpleaños en el que he estado en mi vida".

 

El mejor cumpleaños en el que he estado en mi vida, gracias #alejandroroemmers

Una publicación compartida de Agatha Ruiz de la Prada (@agatharuizdlprada) el

Hoy gracias a Vanity Fair hemos podido saber todos los detalles del evento. La fiesta celebraba el 60 cumpleaños de Alejandro Roemmers, uno de los hombres más ricos de Argentina. 

Para la celebración, el heredero de uno de los laboratorios farmacéuticos más grandes de Sudamérica alquiló el Palais Namaskar en Marrakech. El enclave excepcional del fiestón no era la única sorpresa que esperaba a los 600 invitados –la convocatoria era un mix de millonarios, princesas y socialités–.

La fiesta del millonario duró tres días y dio comienzo el viernes con un tour por la ciudad marroquí. Como no podía ser de otra manera, no se saltaron los enclaves más 'fashionistas': los invitados visitaron el Jardín Majorelle y el museo de Yves Saint Laurent inaugurado hace unos meses. La jornada siguió con una visita a los inevitables mercados marroquíes, un paseo por el desierto a caballo y cena en el lujoso restaurante Bô-Zin.

Al día siguiente, los invitados acudieron a una cena de gala en el Palacio Namaskar. ¿El 'dress code'? Blanco y negro como ya hiciera Truman Capote en su mítico 'Black and White Ball' en el Nueva York de 1966.

Lo más impresionante fue la sorpresa que Roemmers dejó para el domingo. Los 600 invitados fueron al desierto a una fiesta de temática 'Far West' con decoración a cargo de Martín Roig, el interiorista de Cristina Kirchner. Por si el espectáculo de fuegos artificiales era poco para deslumbrar a los asistentes, Ricky Martin dio un concierto privado con el que bailaron hasta bien entrada la madrugada.

Como 60 años no se cumplen todos los días y, si eres millonario, el dinero no es una preocupación, Alejandro Roemmers no quiso escatimar en gastos. Según la prensa argentina, el costo total del evento fue de alrededor de 6 millones de dólares. Roemmers que figura en la lista de los hombres más ricos del mundo se dejó 4,8 millones de euros, al cambio, en agasajar a su entorno pagándoles hasta los billetes de avión y haciéndoles regalos para que dejasen Marrakech con un buen sabor de boca.

Y es que, ¿quién no quiere cumplir años si se hace así?