Kim Kardashian con sus hijos Saint y North.  | @kimkardashian / INSTAGRAM

Va a ser difícil superar este año la felicitación navideña de la familia West Kardashian

¡Qué mayores están ya los 4 pequeños de Kim y Kanye!

Woman.es

Hace ya tiempo que, por desgracia, se ha perdido casi por completo esa bonita y entrañable tradición de enviar felicitaciones navideñas por correo postal. Ahora, los 'christmas' se envían de forma masiva por las redes sociales y demás herramientas de comunicación instantánea.

Nosotros los terrenales usamos WhatsApp y las celebrities Instagram. Por esta última vía nos ha llegado el que de momento se lleva la palma a la mejor felicitación navideña entre las celebrities, el de la familia West Kardashian

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

The West Family Christmas Card 2019

Una publicación compartida de Kim Kardashian West (@kimkardashian) el

Nos gusta especialmente porque, a diferencia de lo que suele ocurrir con estas cosas, la imagen es muy natural y espontánea, y se les ve felices de verdad. Ocurre con el christmas un poco lo mismo que con las fotos de Laura Escanes y Roma tomadas por la fotógrafa Victoria Peñafiel, donde la cámara no interrumpe el curso natural de la acción, algo que se agradece muchísimo en el resultado final del reportaje.

No es exactamente igual en el caso del posado de Navidad de Kim Kardashian, Kanye West y sus cuatro hijos, porque evidentemente están dispuestos para el retrato familiar, pero por lo menos no han obligado a los niños a estirarse como fideos y sonreír como figuras de cera.

Esa naturalidad ha conseguido que lo mejor de la imagen sean los gestos de los cuatro pequeños. Las sonrisas eternas, entre inocentes y traviesas, de los mayores, North y Saint; la cara de sorpresa, como de no saber qué está ocurriendo de Chicago; y ese gesto clásico de los bebés de seguridad y relajación cuando están arropados por sus mamás del benjamín del grupo, Psalm.

La que no ha podido reprimir el instinto profesional ha sido Kim precisamente, que no ha podido evitar posar como si de un reportaje publicitario se tratara, pero qué más da. Basta con ver la cara de los cuatro peques de la familia para alegrarse el día. 

Relacionados