GTRES

Eva Santolaria: "En la época de 'Compañeros' era muy fácil sucumbir al dinero"

La actriz vuelve a saborear el éxito gracias a su participación en la popular 'Sé quién eres' de Telecinco.

Tania Calahorra | Woman.es

Eva Santolaria vuelve a la televisión generalista tras el éxito de 7 vidas. La actriz que ha realizado giras de teatro y que participó recientemente en Cites para TV3, se suma al reparto de 'Sé quién eres' la ficción de Telecinco escrita y dirigida por su pareja Pau Freixas. Hablamos con la actriz de cómo afronta esta nueva etapa y cómo ha sido su trayectoria en la pequeña pantalla.

¿Participó en el proceso de creación de 'Sé quién eres', la serie escrita y dirigida por su pareja Pau Freixas?

Yo he asistido, he vivido el momento del nacimiento de 'Sé quién eres' y cómo se elaboró la premisa de la serie. Pero, de ahí a cómo acaba ¡ni idead! Él lo va construyendo sobre la marcha, no lo sabe ni él. Somos muy competitivos y llegamos a una especie de trato en el que él escribe los guiones, no me cuenta nada y luego me deja leerlo todo para dar forma a la parte emocional de los personajes, algo a lo que como actriz estoy muy acostumbrada. Conozco el alma de los personajes.

¿En qué momento se desvincula del proyecto?

En el momento en el que la serie entra en fase de casting yo ya me desconecto totalmente. He ido recibiendo los guiones en el mismo momento que el resto de los actores del reparto de 'Sé quién eres'. 

¿Qué tiene de especial 'Sé quién eres'? ¿Es un thriller más?

Siempre nos ha dado la sensación de que estábamos haciendo algo único, algo que nunca antes se ha hecho. Pero porque este tipo de series siempre han integrado a un personaje que es el típico tontorrón o alguien que ha acabado haciendo algo que no quería. Pero, en 'Sé quién eres' no es así. Sabemos que todos los personajes son los mejores en sus trabajos, todo está calculado.

¿Cree que esta serie dará un empujón a su carrera profesional?

Creo que a nivel personal va a dar una imagen muy distinta a lo que he hecho y a cómo soy. Voy a mostrar otro registro y solo espero que la gente no se piense que yo soy como el personaje que interpreto, porque siempre me pasa lo mismo (risas). Me pasó con 'Compañeros' y '7 vidas'.

Hacía mucho tiempo que la veíamos en televisión, ¿a qué se debe? ¿La maternidad?

Se han juntado muchas cosas. Hice giras muy largas de teatro y fue una experiencia increíble, pero claro, al no estar en televisión da la sensación de que no estás haciendo nada. Luego, si te quedas embarazada haciendo una serie se disimula o se integra en el personaje, pero cuando te quedas embarazada sin un papel es distinto porque te ofrecen personajes que no están embarazadas y no pueden ser.

¿Ha conseguido olvidar el agobio que vivió cuando participó en 'Compañeros' siendo tan joven?

Cuando estás en medio del mogollón piensas que no vas a poder soportarlo. Cuando terminas un día de grabación, sigues siendo ese personaje y parece que tienes que reclamar todo el tiempo que eres otra persona. Cuesta mucho asimilarlo. Pero, todo termina cuando se acaba la serie. 

Si en un momento determinado tienes un boom, cuando se acaba la serie la popularidad baja. Ni tienes que fliparte cuando estás arriba ni tienes que tomártelo mal cuando vas por la calle y la gente no te reconoce. No me parece importante. 

¿Vivió momentos incómodos en esa etapa?

Es que una cosa es ser popular y otra el fenómeno fan. Recuerdo una vez que mi hermana vino a verme a Madrid y estábamos en la Puerta del Sol. De repente, una chica empezó a gritar y otras muchas siguieron. Yo, que todo esto me da mucha vergüenza, salí corriendo y de repente me di cuenta de que había perdido a mi hermana. Me giré y venía hablando con las fans (risas).

¿Necesitó apoyo psicológico como han reconocido los cantantes de la primera edición de 'Operación Triunfo'?

No, lo que necesitas en esa situación es contar con un entorno sano. 

¿Cuál fue su apoyo?

En España nunca se había vivido algo así, tuvimos la suerte de aprender todos a la vez. Coincidimos un grupo de personas que nos juntamos y nos mantuvimos con los pies en la tierra. Era muy fácil sucumbir al dinero. Nos mantuvimos al margen de eso, nos blindamos. Quizá no éramos los más simpáticos, pero fue la forma que encontramos de intentar que no se nos fuera la cabeza. 

Relacionados