Detalle de Eva González con coleta alta y labios rosas. | GSR / GTRES

Eva Gonzalez y el sorprendente ritual que ha cumplido con el pequeño Cayetano

Y que garantiza que el niño será artista o cantante de mayor (supuestamente). 

Clara Hernández | Woman.es

El hijo de Eva González y Cayetano Rivera, el pequeño Cayetano, tiene hoy más opciones de desarrollar en un futuro una carrera en el mundo del arte y, en concreto, en el de la canción. Al menos, su madre ha hecho todo lo que está en su mano en este momento para que así sea. Además de (suponemos) ponerle música, la presentadora ha puesto en marcha con su bebé una tradición poco conocida que asegura que "si una cantante le corta las uñas un bebé por primera vez detrás de una puerta, ese niño sabrá cantar".

Para facilitar que esto se cumpla, Eva González ha contado con Pastora Soler ("la mejor voz de este país", escribe la sevillana), como cortadora de uñas. "Cayetano ha tenido la suerte de que se las corte la mejor voz de este país, así que como mínimo entonará", ha escrito en su Instagram junto a la foto que demuestra que esto es así. 

Los comentarios que han dejado los usuarios sobre este asombroso ritual, del que muchas de nosotras oímos hablar por primera vez en el talent show 'La Voz', son realmente divertidos y algunas dejan útiles testimonios. Las conclusiones, sin embargo, no dejan una única verdad. Hay casos de éxito y de fracaso

"Es verdad, yo por suerte entono muy bien y a mis hijos se las corté igual y cantan fenomenal", cuenta @cris.gm_76. "Yo pensé que esta tradición era sólo en mi familia, jajajaja, pero veo que no! En mi familia siempre ha dado resultado", cuenta también @zayda2222, aunque en su caso hay una excepción, su hermano. 

También hay ejemplos que indican todo lo contrario: "Mi padre que se le da bien (cantar) lo hizo con un sobrino y nada, y a mí que no me las cortó lo heredé", explica ali_momog20.

Incluso hay quien dice a Eva González que no ha seguido al detalle la tradición y que debería haberle cortado las uñas a su hijo un pariente. ¡Estaremos atentas!