Lola Peralta luce chaqueta verde, top y pantalón Emporio Armani y stilettos Pura López. Eugenia Osborne, con total look Dolce & Gabbana. | Germán Sáiz

Eugenia Osborne: "Mi joya más querida es una copia de un anillo de mi madre "

Empresarias, diseñadoras y madres... La hija mediana de Bertín, Eugenia Osborne, y una melliza del rejoneador Rafael Peralta, Lola Peralta, se han convertido en un dúo imparable. Y con gracia.

Ester Aguado|Woman.es

Eugenia y Lola se conocían de vista, pero no empezaron a hablar hasta que sus maridos (Juan Melgarejo y Manuel Román, respectivamente), amigos de la misma pandilla del gaditano Puerto de Santa María, las presentaron. Un día, hablando entre mujeres, se dieron cuenta de que las dos soñaban con emprender un negocio y fue Lola la que animó a Eugenia a montar su primera firma de joyería, en octubre de 2016.

Empecemos por el nombre: Lo’Ne significa...

Eugenia: Es la primera sílaba de Lola y la última de Osborne. Y también hace referencia al solitario, tan básico en joyería.

Lola, con camisa IKKS, falda Sweet Matitos y cuñas Essentiel Antwerp. Eugenia, con total look Dior. Al fondo, la casa de Bertín Osborne. Los labios con toque de color sutil y elegante se consiguieron con la barra Lip Maestro, Giorgio Armani Beauty.  | Germán Sáiz

¿Y por qué joyas y no ropa o gafas o zapatos?

Eugenia: Porque las joyas son más atemporales. La moda lleva un ritmo de producción más esclavo: hay que presentar dos colecciones, como mínimo, cada temporada y nosotras somos madres de familia numerosa (risas). Había que compaginar ambos mundos, eso lo teníamos muy claro desde el principio.

Lola: Nos decantamos por las joyas porque, independientemente del país, de la cultura o de la raza, las mujeres siempre las utilizan para realzar su belleza. Son universales.

¿Cómo son las joyas de Lo’Ne?

Lola: Sencillas, con un punto minimalista, aunque tenemos alguna pieza más llamativa para lucir en ocasiones especiales.

Eugenia: Son diseños versátiles, se pueden llevar todo el día. De la oficina a una comida de trabajo o a una cena con amigos. Somos muy partidarias del menos es más, que siempre es más elegante que el recargar. Son “made in Spain”, en plata y plata chapada en oro.

¿Vosotras cada cuánto presentáis novedades?

Lola: Ahora hacemos una al año. Tenemos dos a la venta, Tribal y Mythology, pero estamos trabajando para sacar dos al año e ir incorporando novedades cada pocos meses. El problema es que nuestros maridos viajan mucho y eso nos carga a las dos con más responsabilidades...

Eugenia: ¡Seis niños dan mucho trabajo!

Hace solo un año y medio que lanzasteis este e-commerce y parece que marcha...

Eugenia: Está funcionando muy bien, no pensábamos que iba a haber tanta aceptación. Son bonitas y nuestros precios son buenos. 

Collar Arrow (62 €) de Lo'ne.    | Germán Sáiz

¿Y en qué os diferenciáis de la cantidad de marcas de bisutería online que han salido estos últimos años? 

Lola: Nuestro diseños son 100 % originales y eso las clientas lo agradecen; son piezas casi únicas, porque la producción es muy limitada. 

Eugenia: Hay muchas marcas en el mercado, sí, pero ni tienen la misma calidad, ni los diseños son exclusivos. De hecho, se repiten muchos en distintas páginas web. Es muy fuerte...

¿Funcionáis bien en equipo?

Lola: Es un mano a mano total. Quedamos para diseñar juntas una vez al mes y cada una pone las ideas que tiene sobre la mesa... Nos entendemos muy bien trabajando.

Eugenia: Sí, cambiamos muy poco. Básicamente, si el fabricante nos dice que no puede llevarse a cabo, que esa es otra (risas).

Lola: Pero nos vemos mucho para solucionar otros temas de marketing, como las promociones o la imagen de la web... Nosotras estamos reuniendo ideas y hablamos cada día.

¿Y cada una tiene una función en la empresa?

Lola: Sí, nos hemos repartido las tareas. Yo llevo más marketing (un terreno que conoce bien, porque era publicista), aunque las decisiones sean consensuadas y Eugenia, la parte logística y administrativa. 

Eugenia: También nos complementamos en nuestra forma de ser, porque yo soy más impulsiva y Lola, más reflexiva. 

Lola lleva pendiente RayLight (38 €) y anillo Pyramid (58 €). | Germán Sáiz

Montar tu propia empresa tiene sus ventajas...

Eugenia: Tienes más flexibilidad porque gestionas tu tiempo, puedo recoger a mis niños del colegio, llevarlos a un cumple… Pero a la vez también se tiene más responsabilidad porque no puedes delegar. Cuando empezamos con la empresa yo estaba embarazada, tuve a Tristán y en dos semanas estaba de nuevo en acción. 

Lola: Y al ser un e-commerce puedes mudarte. Después de vivir cinco años en Valencia, porque mi marido trabaja en una empresa cervecera, ahora me he instalado en Madrid.

Y de todas las facetas que desarrolláis cada día (empresarias, diseñadoras, madres, instagramers, celebrities), ¿cuál es la que más os llena?

Eugenia: A mí, la maternidad. Y eso que acabo de salir de una época agotadora en la que estás deseando que se acabe el día y que los niños se metan en la cama porque no te da la vida, parece que no salgas del hoyo. Pero ahora que Tristán ya tiene dos años, estoy viviendo una época divertidísima; estoy disfrutando.

Lola: También apuesto por mi faceta de madre. Pero nunca me he visto en el hoyo (risas).

Eugenia: Es que tú lo llevas mejor...

Lola: Bueno, es que he estado viviendo unos años en Levante, con mi marido viajando todas las semanas y ellos me hacen mucha compañía. Cuando estás en una ciudad donde no conoces a nadie, los hijos te dan la vida. Aparte de que son súper divertidos. Y planear escapadas con ellos es lo más.

Eugenia, con caftán azul con rosas Max Mara Weekend y Lola, con vestido largo con vuelo Marella Sport; las dos con joyas Lo’ne. | Germán Sáiz

Ambas venís de familias muy creativas, ¿tenéis alguna faceta aún sin explorar? 

Lola: Te diré que montar una empresa tiene tantas patas que atender... Si pienso en el futuro, me gustaría ver crecer esta marca, no dedicarme a otra cosa. Sobre todo, porque esto me encanta. Ahora estamos con el tema de las tiendas físicas, queremos estar presentes...

Eugenia: A mí lo que me gustaría sería centrarme solo en el diseño y que otros llevaran las cuentas (risas). Yo solo quiero dibujar y crear.

Vuestras familias están muy ligadas al mundo del arte, la creatividad forma parte de vuestro ADN...

Lola: Mi melliza es decoradora (Las2Mercedes) y Rocío, mi otra hermana, diseña trajes de flamenca… En mi casa todos somos artistas: los hay que cantan, los hay poetas y otros, diseñamos.

Eugenia: ¡Sin duda! Mi prima Lulú Figueroa es pintora y su hermana y su padre, también. Mi madre, Sandra Domecq, pintaba y mi padre, además de cantar, dibuja fenomenal.

¿Cuál es vuestra joya más querida y la qué más se os resiste a la hora de diseñar...?

Lola: Mi anillo de pedida...Ahora vamos a empezar a diseñar gemelos. ¡Espero que se nos den bien y queden bonitos!

Eugenia: Una copia de un anillo de mi madre que hicieron mis tías... ¡Se nos resisten unos earcuff que van al lóbulo!

Eugenia, con pendiente Pyramid (79 €) de Lo'ne. | Germán Sáiz

¿Si tuviérais que ponerle una banda sonora a vuestra colección, qué temas escogeríais?

Lola: Cualquier canción de Alejandro Sanz, soy una fan fatal y podría oír sus temas mil veces.

Eugenia: “Sunrise”, de Norah Jones, la podría escuchar en bucle sin cansarme nunca...

¿Cuál es la casa más bonita en la que habéis estado?

Lola: Cualquiera que hayan diseñado Las2 Mercedes. La de mi hermana tiene muchísimo sabor y personalidad.

Eugenia: La de mi tía, que acaba de coger una finca en la que vivían hasta animales y la ha transformado. Increíble.

¿Qué planes tenéis para este verano?

Eugenia: Yo, con la familia, siempre me bajo a Jerez. Somos muy piña, nos llegamos a reunir unos 40... Nos encanta tomar el aperitivo en la piscina, comer y pasar la tarde tomando el solecito. Ni salimos… y nos reímos mucho. Ahora voy a hacerme un Ibiza con mi marido –acaban de cumplir siete años de casados–, un Mallorca con amigas... 

Lola: Yo también soy de Sur, de playa, de familia... Vamos al Puerto de Santamaría porque tenemos allí a muchos amigos. A veces, nos escapamos con los niños al sur de Portugal.

¿Sois más de playa o de piscina?

Eugenia: Yo, más de piscina, porque la arena no me gusta nada.

Lola: A mí me encanta la playa, pero que sea tranquilita, lo de la socialité lo llevo mal...