La modelo Mariana Coldebella en su portfolio | View Management

Cómo es venir de turismo a España y quedarse encerrada sin poder volver a casa: la modelo Mariana Coldebella nos lo cuenta todo

La modelo brasileña visitaba nuestro país cuando Estados Unidos cerró fronteras y no puede volver a reencontrarse con su familia.

Marta Lasierra |Woman.es

Mariana Coldebella, modelo brasileña que fue portada de Woman Madame Figaro en abril de 2015 nos cuenta cómo está siendo su confinamiento en España. Vino por turismo y para visitar algunas agencias y ya no puede volver.

-Mariana Coldebella: "Todo es positivo cuando vengo a trabajar a Madrid"

Estudió en el Colegio Militar de Porto Alegre y, pese a que en sus planes estaba convertirse en médico, las sesiones de fotos y constantes viajes que realizaba le terminaron por convencer de seguir el rumbo del modelaje. Fue así que decidió marcharse de Porto Alegre, su ciudad natal, para emprender un camino lejos de su familia y aventurarse a un mundo lleno de luces, cámaras y glamour. Ahora hablamos con ella de nuevo en medio de esta crisis sanitaria.

Woman MF

Cuéntanos como una modelo que viaja por todo el mundo, termina en España y no puede regresar a su casa… ¿Viniste por trabajo?
(Risas). Es una situación un poco delicada. He venido por turismo en verdad, quería visitar mi agencia por la cual tengo mucho aprecio, mis amigos y en ese periodo tuve que renovar mi visa americana de trabajo para poder regresar a Nueva York. Pero el día que fui a correos a retirar mi pasaporte, el presidente de los Estados Unidos cerró la frontera y por eso tuve que quedarme aquí.

Imagino que la vida en un hotel o apartamento no es nueva para ti, sin embargo el no poder salir de ellos es una cosa distinta, ¿cómo llevas el confinamiento?
A ver, nosotras cuando empezamos nuestra carrera muy jóvenes tampoco nos dejaban salir de los pisos de la agencia (donde nos teníamos que quedar cuándo viajábamos por una larga temporada a algunos países). Podemos salir para trabajar y para ir a los castings, más que eso no mucho... Me siento viviendo una vida que ya viví en un momento (risas) sin poder hacer mucho, pero tratando de trabajar todas las cuestiones internas que uno se da cuenta que tiene en estos momentos. La primera semana estaba medio triste, pero intento darle la vuelta: me arreglo, entreno, cocino, leo, etc. ¡Hago lo que puedo para cuidarme y estar bien!

¿Qué planes tenías y no has podido hacer?
Volver a Nueva York para trabajar y estar con mi hermano que vive allí conmigo. Tenía trabajos en la ciudad que me cancelaron. Iba filmar una propaganda para una empresa de cabello muy importante y claro, todo eso cancelado. Tenía un viaje con mis amigas brasileñas a Alicante el 24 de marzo y también, cancelado. Quería pasar las vacaciones de Pascuas con mi familia y tampoco podrá ser.
 
¿Cómo está tu familia sabiendo que estás en el segundo país, por detrás de Italia, con más muertes por coronavirus?
Preocupados y un poco agobiados, claro. Mis padres nunca dejarán de verme como su “niña”, entonces es comprensible que estén así. Desde que comencé mi carrera, al estar lejos ellos fueron gran parte de mis fuerzas para luchar y siempre estamos en contacto como mínimo una llamada o mensaje. Ahora, en ese momento, hablo aún más con ellos para llevarles tranquilidad y concienciarlos de que hay que quedarse en casa.
Yo también estoy muy preocupada por ellos y por mi país. En Brasil tenemos una población de casi 290 millones de habitantes, somos muchos y eso hace que me preocupe muchísimo por la sanidad pública, mi familia y mi gente. 

La modelo Mariana Coldebella y su familia en un selfie | Mariana Coldebella


Supongo que querrás ir cuanto antes a tu tierra. ¿Alguien se está preocupando por ti y el estado en el que te encuentras? Que sin duda no es como el de la mayoría de los ciudadanos que pasamos el confinamiento en familia.
Sí, quiero ir a ver a mi familia y abrazar a mis padres, pero por ahora tenemos que respetar el momento de estar en confinamiento. Por mi salud y por los demás. No tengo a nadie para ayudarme, es esperar y confiar en Dios y en que todo estará bien pronto.
 
Dime, ¿cómo es tu día a día? ¿Lectura? ¿Deporte online? ¿Comiendo chocolate? ¿Prefieres series o libros? 
Estoy haciendo todo lo que puedo (risas). El otro día hasta en un live del cantante Jack Johnson.
Básicamente me despierto, hago mis oraciones, desayuno con mucha tranquilidad (normalmente una fruta, una tostada y un café), me pongo a estudiar cosmética ( estoy buscando cursos de cosmética natural así que, chicas: denme sugerencias en Instagram @coldebellamariana). Estoy a la mitad del libro “Mujeres que corren con los lobos” de Clarissa Pinkola Estés, hago yoga con una amiga que es profesora, clases de pilates o entrenamiento. Hablo mucho con mis amigos y agencias en todo el mundo. Pero sobre todo lo que más estoy disfrutando es cocinar y aprovechar para mejorar mi alimentación. Descubrí que es algo que me encanta y le estoy dando mucha caña. Miré una serie de Netflix que me encanta: Las Chicas del Cable. Películas de Almodóvar (que soy fan) y documentales para aprender cositas buenas en este momento que estamos viviendo. 

En el plano psicológico entiendo que debes de estar pasando momentos muy duros. ¿Qué es para ti lo mas difícil de llevar? ¿La soledad? ¿La incertidumbre? ¿Estar lejos de tus seres queridos?
Lo más difícil es estar lejos de mi familia. No poder abrazarles y decirles que todo irá bien. No poder ayudarles con las compras y llevar a mis perritas a pasear, por ejemplo. Sentarme con mis padres a ver una película. La incertidumbre de todo este momento es muy dura.
 
Supongo que te conectarás muy a menudo con tu familia y amigos, ¿qué opinan ellos de tu situación?
¡Me quieren cerca! (Risas). Están preocupados por mi salud emocional, pero estar en contacto con ellos me ayuda muchísimo. Lo bueno también es que aquí en España estamos viviendo todo antes que en Brasil y eso les puede ayudar y sugerir cómo actuar llegado el momento.

En EEUU también hay casos de coronavirus, ¿cómo ve la gente al otro lado del charco esta pandemia?
Mi hermano vive en Nueva York y por suerte está con un amigo nuestro. Están asustados porque ahora Estados Unidos tiene más casos que China. Tienen las mismas precauciones que nosotros: no salen, solo para comprar comida. Pero como dije, todo el tiempo estoy hablando con él tratando de tranquilizarlo y decirle que cuando todo pase estaremos juntos. 

¿Qué productos compras cuando vas al supermercado?
Compro lo que necesito. Hoy por ejemplo hice 'udon veggie' (un plato japonés a base de fideos de arroz), así que aproveché a salir para comprar. Últimamente hago dulces y así vamos... No dejo de comprar cremas y trato de encontrar productos para hacer mascarillas faciales caseras, chocolatitos y mucha Nutella para comer viendo películas (risas).
 
¿Cómo te estás cuidado en general?
Tomando las precauciones necesarias. Voy al supermercado con guantes, llevo mucho gel desinfectante y me lavo las manos todo el tiempo. Cuando estoy en confinamiento medito, hablo con mi psicóloga y trato de darme mucho amor. 
 
¿Qué echas de menos del exterior?
Mi familia, mi cultura, mi gente. Somos muy parecidos a los españoles y eso me encanta de España. La comida, la alegria, la cultura. Por eso siento que tengo un pedacito de mi país aquí. Creo que en este momento es muy importante darle “comida” a nuestra alma, porque cuando uno está bien consigo mismo, el exterior te impacta de forma diferente y ves cómo mejorar cualquier situación. 
 
Hemos visto a través de las redes sociales tu colaboración por la causa del coronavirus, ¿de qué forma te has implicado?
Aquí donde estoy, por ejemplo, pusimos un cartel en el ascensor para que cuenten con nosotros para hacerles la compra, ir a la farmacia, ayudar con lo básico. En Brasil hice donaciones y traté de divulgar el trabajo de instituciones que ayudan con personas en situaciones especiales, sin hogar, geriátricos, hogares de niños pequeños... Es un momento donde tenemos que tener empatía, mirarnos entre nosotros, donar tiempo, amor, cuidado. Pensar que si nos cuidamos estamos haciéndolo para nuestros vecinos, nuestros tíos, abuelos, padres, personas en grupos de riesgo. Es un momento de juntar fuerzas y transformarnos en unidad. Estamos caminando todos en la misma dirección, queremos encontrar la cura, salir de esta situación más fuertes, más conscientes y responsables. 

Cuando finalice esta pandemia, ¿qué es lo primero que te gustaría hacer? ¿Ir al cine? ¿Tomar unas copas con amigos? ¿Abrazar a familiares?
¿La verdad? Ir a abrazar a mis padres y amigos, decirles lo mucho que los quiero ( algo que ya lo hago siempre), darme un chapuzón en el mar, conectarme con la naturaleza ¡y tomar una copa con mis amigos para celebrar que lo logramos!

Esta nueva experiencia que nos ha dejado clara la vulnerabilidad de nuestras sociedades y nos ha recordado que somos mortales, ¿ha cambiado de algún modo tus valores acerca de la vida, tu profesión, etc?
Todo eso solo me hace estar más segura de los valores que siempre he tenido en la vida: la familia, estar conectado y en paz con tu interior y tratar de no tener problemas con nadie. Al final no nos llevamos nada de este mundo más que las carcajadas y sonrisas de quienes comparten esta nave, entonces la cosa es ¡plantar el amor! Independiente la situación, ser mejor para nosotros mismos y para los demás.  

Para terminar, ¿quieres decir algo a tus seguidores o fans que les ayude a superar estos momentos tan inciertos y angustiosos?
¡Chicos, a ver! Dentro de la situación que estamos viviendo, de estar confinados, es un momento de parar y mirar hacia dentro: ¿qué puedo hacer para ser mejor? ¿Qué relaciones he dejado de lado? ¿Hay algo que siempre he querido hacer y lo he pospuesto? Busca tus respuestas, dejemos el mundo en paz y a la naturaleza trabajando a su tiempo y cuidemos de nuestro templo. Miremos hacia nosotros con amor, con cariño a nuestros familiares, seres queridos. Reencuéntrense de alguna forma con alguien con quien estabas alejado y lo mas importante, con uno mismo. No se olviden: todo en esta vida es temporal, todo pasará y con sabiduría saldremos mejores y más fuertes de esa tormenta.

Relacionados