Estilismo: Beatriz Valdivia | Rubén Martín

Paula Echevarría: "Siempre habrá un antes y un después de Velvet"

Paula Echevarría y Marta Hazas protagonizan la cuarta y última entrega de la exitosa serie “Velvet” (antena 3). ambas son como reinas midas, que vuelven oro todo lo que tocan, profesional y personalmente. ¡Quién fuera ellas! 

Ester Aguado|Woman.es

Paula a la entrevista convaleciente de una neumonía que la llevó al hospital hace dos noches, tras una sesión de rodaje de la serie “Velvet”. Después del susto, viene dispuesta a darlo todo, como siempre y... ¡novedad! Ha dejado de fumar. En cuanto aparece Marta, el tema de conversación da un giro: se casa a mediados de octubre con el productor y actor Javier Veiga. Las dos amigas (se conocieron en el set de rodaje) se ponen a hablar del vestido de novia, de los detalles y de una gran fiesta que habrá en Nueva York justo un par de días antes de la boda de Santander.

A Paula no le gustaría perderse ninguna. Ahora que acaban de terminar de rodar la cuarta y última temporada de “Velvet” (cuya trama comienza cinco años después, con grandes cambios en los personajes), no paran de hacer planes de futuro.

¿Os va a costar sacaros de encima a Ana Ribera y a Clara Montesinos, vuestros personajes en la serie?

Paula: ¡Claro! Al final, son cuatro años de mi vida en los que he pasado más horas haciendo de Ana que de mí misma (risas). Y es verdad que el personaje se ha ido pareciendo cada vez más a mí (es tenaz, trabajadora), pero tiene un punto de sacrificio que me pone muy nerviosa. Ana antepone siempre el bien de los demás al suyo propio. Yo no soy así. Solo cuando se trata de mi hija. Ahí sí que la entiendo.

Marta: Bueno, da pena despedirse, y más después de tres años haciendo esta maravilla de personaje, pero esta temporada, Clara está un poco desquiciada. Cada vez se parece menos a mí. Yo soy razonable, optimista, no quiero perder ni un día de mi vida en no ser feliz. Aunque a veces ejerza de hija única…

¿Qué os ha aportado la serie profesionalmente?

Paula: Todo. Siempre habrá un antes y un después de “Velvet”. Nunca antes había tenido tanta responsabilidad ni protagonismo. Y me ha gustado. Y el poder trabajar junto a Aitana y Pepe Sacristán. No ha habido mejor escuela. Y no solo de interpretación, sino de vida, de ilusión, de capacidad de trabajo. "Hagas lo que hagas, vayas donde vayas, yo siempre voy a estar a tu lado", eso me dijo Pepe en nuestra última escena juntos. Le quiero.

Marta: Y toda la panda que hemos acabado formando, que ha sido como una gran familia. ¡Chicas Velvet Forever!

Habéis creado un vínculo muy especial entre vosotras... ¿Fue amor a primera vista?

Paula: Totalmente. Marta es súper transparente, se le ve todo en la cara. Conectamos muy bien y nunca jamás hemos discutido.

Marta: Paula es súper alegre, vital y siempre a favor de obra. Te da buena energía. Solo le pone de los nervios perder el tiempo. Y no la quieras ver enfadada (risas). Tiene un lugar en mi vida.

Rubén Martín

¿Y a qué vais a dedicar vuestro tiempo libre?

Paula: Me tomo unos dos meses para mí, lo necesito. Llevo ocho años seguidos trabajando en la tele, desde que nació mi hija Daniela y empecé en “Gran Reserva”. Ahora necesito tomar aire. Ni me planteo qué quiero hacer.

Marta: Después de casarme empezaré a trabajar en el teatro Reina Victoria (23 noviembre). Estrenamos una comedia, “5 y acción”, junto al que será ya mi marido, Javier Veiga –que es el autor de la obra– y Carlos Sobera –el dueño del teatro–. Ya ves, me codeo con lo mejorcito.

¿La tele os ha acabado quemando?

Paula: ¡No! Soy fan. Por mi carácter, necesito estabilidad en el trabajo y proyectos de largo recorrido: desarrollar bien un personaje, crear una familia con el equipo de rodaje, ir a trabajar cada día y volver a casa... La tele me lo da.

Marta: Yo espero seguir compaginando tele con el teatro, siempre lo he hecho. No quiero dejar de subirme a un escenario; es un chute de energía, sobre todo si después te tomas una cerveza con los amigos que te van a ver (risas).

Rubén Martín

Ambas sois valores seguros, todo lo que tocáis, lo convertís en oro...

Paula: No existe eso, cari. Nunca he fracasado hasta ahora porque he tenido suerte y me he metido en los proyectos adecuados. Lo que me asusta de arrancar cada proyecto es no defraudar a la gente. Nadie tiene la llave de éxito.

Marta: Mira, este año, ha habido series buenísimas, como “Vis a vis”, que el público no se ha querido quedar. Nunca se sabe...

¿En qué momento vital estáis?

Marta: ¿Qué puedo decirte, si me caso en menos de un mes? Me lo tomo como una fiesta, como una gamberrada… Lo hago porque me lo pidieron y no tenía motivos para negarme (risas). Creo que hay que pasar por todas las etapas de la vida, aunque lo de los niños por ahora lo dejamos.

 

Rubén Martín

Paula: Yo estoy feliz, me siento bien. Solo quiero descansar y poder llevar a mi hija al colegio cada día. Nunca lo he podido hacer. Y acompañar a David si tiene algún bolo. Quiero ser ama de casa… solo unos meses.

¿No cambiaríais nada?

Paula: Yo no, ni los kilos que engordé en el embarazo. Tengo a mi hija, que me ha salido resalada y segura de sí misma. Me da mil vueltas. Y a David, que le va muy bien. Y a mis padres. No puedo pedir más.