GTRES

Nicolás Coronado: "Creo que si la moda se centrara en la diversidad sería mucho mejor"

El último Bosé de la saga en saltar a la fama es una joven promesa de la interpretación que llega pisando fuerte. En mayo hace doblete con dos películas que darán mucho que hablar.  

Paka Díaz | Woman.es

Desde que estrenó una serie en Antena 3 allá por 2010, Nicolás Coronado ha ido enhebrando personajes en cine y televisión sin demasiada algarabía pero sin descanso. Hijo de la modelo y diseñadora Paola Dominguín y el actor José Coronado, Nicolás ha crecido en una de las sagas más carismáticas de nuestro país. Aunque el abuelo era torero, lo cierto es que hay más de elegante intelectualidad que de folclore en su entorno. Su exquisita educación, un buen humor contagioso y una capacidad para la introspección que fascina en una persona de 28 años son buena prueba de ello. Este próximo mayo, alcanza ya la mayoría de edad cinematográfica con el estreno de dos películas en el plazo de una semana una de ellas como protagonista.

El cinco de mayo será Pasaje al amanecer, del cineasta catalán Andreu Castro, en la que buena parte del peso de la historia recae sobre sus hombros y en la que comparte protagonismo con Lola Herrera y Elvira Mínguez, su abuela y su madre. Este filme nos introduce en un núcleo familiar donde no todo es lo que parece. Coronado interpreta a un fotógrafo que provoca un terremoto familiar al contar en Nochebuena que se va a ir a la guerra de Irak por trabajo. Mientras su madre inicia una guerra propia para internar abortar esa partida, su abuela se convertirá en su principal y peculiar aliada. Cuando le pregunto si se basó en su relación con Lucía Bosé para construir su creíble complicidad con su abuela en la ficción, Lola Herrera, se ríe. "También en muy buena", reconoce. "Pero la que tuve con Lola en la película nace del guión y de mi profunda admiración por ella, es una mujer maravillosa, como Elvira. Trabajar con ellas ha sido un honor".

Una semana después, el 12 de mayo, Nicolás Coronado estrenará 'Demonios tus ojos', de Pedro Aguilera, donde interpreta al 'novio perfecto' de la protagonista, que quizá no sea tan pacífico como parece. Esta película, que se ha llevado sendos premios para los actores protagonistas, le ha traído al Festival de Málaga. Nos encontramos en la terraza del hotel AC Málaga Palacio a pleno sol. El actor protege sus ojos azules con unas gafas oscuras que solo se quita para las fotos. Con 1,90 de estatura, una fisonomía heredera del clan Bosé y unos rizos algo rebeldes, podría ser modelo de cualquier firma internacional, un trabajo que hizo "para sacar algo de dinero mientras estudiaba, aunque no era el sueño de mi vida. Confieso que ser modelo es bastante aburrido", explica.

En realidad, su gran pasión es el arte en general y la pintura en particular aunque reconoce que el cine ha despertado su interés hasta robarle el corazón. "Me ofrecieron hacer una mini serie de vampiros ['No soy como tú' en Antena 3] y acepté casi como un juego. Luego empecé a hacer más papeles y la interpretación ha acabado por engancharme de verdad", explica el joven actor de 28 años. Para conocerle mejor, nada como visitar la web donde muestra sus dibujos, un bello universo que representa la dimensión de su pensamiento y su profunda conexión con la naturaleza. Un tipo sorprendente, el joven Coronado.

¿Qué pensaste cuando leíste el guión de Demonios tus ojos?

Qué valiente. Me parece una película muy auténtica, creo que Pedro (Aguilera) con su guión ha hecho una historia que puede atraer o repeler y esa polaridad me parece muy auténtica. Dentro de ella y de la gama de luces y sombras de sus personajes me tocó un poco más la luz… Que pude trabajar un poco más cercano a mi mismo…

Pero tu personaje cuando se enfada deja de ser tanta luz…

¡Cierto! Es que la energía sexual es una energía muy poderosa que bien encauzada es creativa pero cuando es frustrada o reprimida se vuelve destructiva para uno mismo y para los demás. Que es un poco lo que le pasa a mi personaje y le conduce a la violencia.

Aparentemente, tu personaje es el novio perfecto. ¿Aburre la perfección?

(Risas) ¡A Ivana (Baquero) le aburre mucho! En la película yo soy el más cercano a la normalidad de los tres, un personaje con el que la gente se puede identificar más al ver el torbellino que son los dos hermanos.

La película sugiere que la sociedad actual está aburrida. ¿Crees que tu generación lo está?

Creo que mi generación más que aburrida está sobreestimulada. Por ejemplo con las redes sociales, Instagram, Facebook… Antes si tenías 10 minutos de espera, respirabas, estabas solo o te fijabas en el sol. Ahora tienes dos minutos y ya estás mirando el móvil. Tenemos una sobrecarga que hace que el cerebro se acostumbre a estar siempre recibiendo y no trabaja el simplemente estar. Perdemos el trabajo de ser observadores, del entorno o de nosotros mismos, y creo que nos va a pasar factura cuando seamos más mayores.

¿Tú te proteges contra eso?

Yo caigo en ello también, un poco como todos, pero sí que me protejo. Valoro mucho estar bien sin necesidad de estar haciendo algo o de estar con alguien. Me parece súper necesario para cada individuo y es algo que escasea. No nos educan para ello pero es fundamental aprender a estar solo contigo mismo. Yo cultivo esos momentos de respirar, meditar o vibrar con un mantra.

GTRES

En mayo estrenas también 'Pasaje al amanecer'. ¿La consideras un gran paso en tu carrera?

Si, estoy muy orgulloso de ella y además me ha tocado trabajar con grandes monstruos de la interpretación como Lola Herrera y Elvira Mínguez. Tuve que intentar estar a la altura pero lo hacen muy fácil, son muy generosas.

Tu relación con tu abuela en la ficción, Lola Herrera, es preciosa. ¿Recordaste la tuya con tu abuela Lucía Bosé para crearla?

(Risas) No. Con ella también en muy buena, pero la que tuve con Lola en la película nace del guión y de mi profunda admiración por ella, es una mujer maravillosa. Siento un amor platónico por ella. Me encanta como actriz y como persona.

He leído que no te habías preparado como actor. ¿Cómo entraste en el cine?

Porque una directora de casting me vio de modelo y pensó que podía hacer de vampiro en una mini serie, 'No soy como tú' en Antena 3, y acepté casi como un juego. Luego la interpretación ha acabado por engancharme de verdad. Me he preparado en Corazza, haciendo cursos y ahora estoy rodando una serie diaria en TVE que se llama 'Servir y proteger'. Hago de un abogado que piensa que el fin justifica a los medios. La serie va tan rápido que es algo frustrante porque no permite repetir tomas. Hay que estar muy concentrado y llevar los deberes hechos.

¿Estás preparado para la popularidad que supone la 'tele'?

No me importa descubrirlo. De momento no me ha molestado la fama, no tengo una repercusión mediática tan fuerte. Pero claro, si dar un paseo por la calle significa tener que ir disfrazado o ir rodeado de 20 personas ya veré… Aunque suelo relacionarme muy bien con la gente.

Bueno, eres hijo de José Coronado, un actor muy famoso y prestigioso y de la diseñadora y modelo Paola Dominguín ¿Cómo se lleva pertenecer a la saga Bosé?

Yo lo llevo a nivel muy personal. Pero sí que me ha hecho atesorar mucho a la gente que me valora por quién soy más que por la familia de la que vengo. No se cómo se verá desde fuera… No somos personajes estrafalarios, somos bastante normales.

¿Es pintar tu mayor pasión?

Una de ellas, quizá la más fuerte. El año pasado hice una exposición pero ahora me cuesta mucho encontrar tiempo… Me gustaría preparar una exposición en México, un país en el que creo que se va a entender mucho mejor mi tipo de pintura. En España la gente que compra arte tiene un gusto más conservador. Pintar es algo muy íntimo, mientras que la interpretación te hace estar muy expuesto. Me gusta esa dualidad.

¿Te gusta la moda?

Pongo la comodidad por encima de todo, no soy nada fashion victim. La moda me parece el extremo de la superficialidad, no toda ella pero gran parte sí. En la actualidad hace seguir unos cánones que, sobre todo para la mujer, son antinaturales, de una delgadez extrema que pueden llegar a causar muchos trastornos. Creo que si la moda se centrara en los colores o en reflejar la diversidad y la evolución de nuestra sociedad sería mucho mejor.

Pero tu luego vas muy arreglado en las fotos y eso…

Te voy a ser hasta demasiado sincero. Si miras las fotos de la última vez que vine a Málaga, comprobarás que venía con la misma chaqueta que llevo hoy (risas). ¡En serio! La próxima vez intentaré ponerme otra…

¿Y algún consejo de belleza?

Pues al final tienes que cuidarte un poquito. Me pongo cremitas, voy limpito y listo. Podría hablarte de la belleza interior. Yo pienso que la belleza está en la mirada. Cuando estás a gusto contigo mismo tienes una mirada sin miedo, directa, con alegría, que no esconde ni aparenta y eso es lo más bonito.

¿Te interesan los temas solidarios? ¿Por qué colaboras con Ayuda en Acción?

Porque me gusta mucho la labor que hacen y me han permitido estar en terreno con mucha libertad. Y hasta que no están en terreno no conoces la realidad de su trabajo. He estado en terreno, se que el dinero llega y que es muy importante colaborar. Me interesan especialmente los temas de niños porque creo que la educación es la clave para mejorar de verdad el mundo. Y de 'Ayuda en Acción' además me gusta que deciden estar un tiempo determinado en un lugar, poner los proyectos en marcha y luego dotarlos de independencia suficiente para que sigan solos. Ese me parece el verdadero desarrollo: te ayudo a aprender y a capacitarte y luego te dejo que vueles libre.

¿Qué te han enseñado esos viajes?

A poner las cosas en su sitio, a dejar de quejarme o no perder la sonrisa con facilidad. A valorar las cosas y a admirar a la gente de las Ongs que se dedican a ayudar a los demás. Son verdaderos ángeles. Les admiro muchísimo porque están hechos de una pasta especial.

¿Cuáles son tus proyectos?

Profesionales estrenar las dos películas en mayo, así que muy bien. Seguir con la serie 'Servir y proteger', que esperemos que funcione. Además me gustaría conseguir irme unos meses a México a preparar la exposición de pintura y a moverme como actor. Y a nivel personal como misiones vitales siempre me han interesado el autoconocimiento y el cultivar la paz interior, así que tengo un largo camino para profundizar en la meditación, enclaustrarme en un monasterio… Estoy seguro de que en algún momento tendré que irme y desconectar para estar conmigo mismo y poder volver.