Entrevista a Goya Toledo

Vital, optimista, y a punto de estrenar 'Rivales', nos descubre sus dotes para la comedia.

Isabel Loscertales

Contagia serenidad, aunque admite que le cuesta relajarse: «Llevo un volcán dentro, soy muy nerviosa y estar relajada todo el día sería mi ideal pero me resulta difícil.» En la sesión de WOMAN lo consiguió. Ayudó la localización, un precioso parque de inspiración clásica, que le pareció precioso y muy romántico. «Sí, claro que soy una mujer romántica», exclama Goya. Encantadora y accesible en todo menos en su vida privada –nos preguntamos si aún estará con el guapo actor Olivier Martínez– la actriz acaba de llegar de Los Ángeles para promocionar su primera comedia.
‘Rivales’ es una película coral de Fernando Colomo que, con la excusa del fútbol, habla de lo complicadas que son las relaciones. ¿Te apetecía hacer una comedia?
¡Por fin! Tenía muchas ganas de cambiar de registro y quiero seguir probando con el humor. Te ríes un montón con la película y todos los actores están fenomenal. Me encantan los dramas pero a veces ya tienes bastante con tus problemas diarios, y va bien ir al cine para reírte y relajarte.
¿Qué cosas hacen reír a Goya Toledo?
Cuando una persona se ríe de sí misma, me encanta ese sentido del humor. Cuando me río de mí misma es genial, quiere decir que todo está bien.
El elenco es espectacular: Ernesto Alterio, Rosa Mª Sardá, Santi Millán, Jorge Sanz, María Pujalte, Kira Miró... ¿No complica el rodaje reunir a tanto profesional?
Tampoco coincidimos tanto porque son historias independientes, pero cuando rodamos juntos fue estupendo. Nos conocemos todos y hay gente con mucho sentido del humor. Además, Colomo se divierte con lo que hace y eso lo transmite.
¿Eres aficionada al fútbol? ¿De qué equipo eres?
Sí, me gusta ver un buen partido, me emociono y me interesa, aunque tampoco sea una gran fanática. ¿Mi equipo? ¡El Unión Deportiva Lanzarote!
¿Qué tal tu vida en Los Ángeles?
En realidad vivo aquí, pero me gusta pasar temporadas en Los Ángeles, así cambio de aires. Voy a pasar un tiempo y siempre me quedo más del que debo... Allí me quedo en casa de una amiga.
¿Penélope te ha ayudado a integrarte allí?
Sí, la primera vez que fui, fue con ella. Y muchos de los amigos que tengo son amigos suyos. Estar con una amiga ayuda mucho, es una ciudad muy grande donde no resulta fácil hacer amistades.
¿Te ves triunfando como Penélope en Hollywood?
Es muy difícil. La mejor manera es ir con una película española que funcione allí, eso abre puertas, como le pasó a Pe con Almodóvar, a Banderas...
¿Qué echas de menos cuando estás en Los Ángeles?
La familia, la comida, las amigas, los paseos… porque Los Ángeles me encanta, pero todo lo tienes que hacer en coche, todo son distancias largas.
Volviendo a ‘Rivales’, tu personaje habla de los riesgos de un intercambio de pareja… ¿Entiendes su actitud liberal?
Mi personaje, en realidad, es inocente. Yo tengo mis límites, no soy tan abierta. También soy aventurera, pero no me meto en todas las salsas (risas).
Además pronto estrenarás ‘S’, de Félix Sabroso y Dunia Ayaso, sobre el cine de destape. ¿Te ves protagonizando esas películas si te hubiera tocado trabajar en esa época?
No lo sé... El problema es que soy muy pudorosa, y no se me quita con el tiempo, mira que lo intento, pero es parte de mi personalidad. En la calle, por ejemplo, no voy cómoda con minifalda y, si voy con vestido, suelo llevar pantalones debajo.
Por si fuera poco, también estrenarás la italiana ‘Sandrine nella pioggia’, ¿estás viviendo un momento dulce?
Sí, 2007 fue uno de los años más bonitos de mi vida. Y creo que este también lo está siendo.
En lo personal, ¿cómo estás?
Bien, pero tú sabes que de mi vida personal no hablo nunca. Soy muy celosa de mi intimidad, ni desmiento, ni confi rmo, porque me meto en un juego que no me gusta. Hablar de eso te puede dar más publicidad, pero a mí no me interesa.
¿Fue duro cuando con Olivier os perseguían los ‘paparazzi’?
Estaba un poco al margen. Te duele tener a alguien escondido sacándote fotos… Al menos que dé la cara. Es un robo, tú no lo autorizas y yo soy libre de hacer con mi vida lo que quiera, no por ser actriz le debo nada a nadie. Eso me da terror, sé por mí y por mis amigos, que no trae nada bueno.
¿Entonces no me vas a decir si estás enamorada?
No (risas), entras en un juego que luego no para. Igual no tiene tanta importancia, pero yo no entro.
¿Cómo te gustaría verte de aquí a diez años?
Igual. Me gustaría sentirme con energía y con la misma ilusión por mi trabajo que a los 23 años.
¿Te ves con un príncipe azul y rodeada de familia numerosa?
¿Por qué no? Me encanta, soy de familia numerosa, de cinco hermanos y adoro reunirnos. Aunque dudo que yo la tenga, tal como está la vida…
Lo tenemos difícil las mujeres hoy…
Sí, pero nos complicamos con la decisión de tener hijos. Por suerte se nos ha alargado el tiempo… Eso da tranquilidad. Cada vez hay más gente soltera y menos con hijos, porque tenemos un miedo…
¿Qué nos está pasando?
No pasa nada si estás un tiempo sola, no hay que desesperarse, no te vas a ir con el primero. Ahora a los pocos meses de salir con alguien ya te preguntan: ¿Queréis tener hijos? Qué desesperación, pero deja que le conozca. A mí no me gusta esa presión, a mí que me dejen en paz, yo hago lo que quiero. No sé si ellos han perdido la ilusión por la familia. Pero si encuentras al hombre de tu vida...
¿De eso te das cuenta?
Hasta que se acaba... Sí, mientras está ahí.

Relacionados