Emily Ratajkowski | GETTY

Emily Ratajkowski publica su libro ‘My body’ con una dura acusación hacia Robin Thicke

La modelo y empresaria, que acaba de publicar su libro, acusa al cantante de haberla tocado de forma inadecuada en la grabación del videoclip de 'Blurred Lines'.

María Viéitez

Emily Ratajkowski es modelo, empresaria, actriz y ahora también escritora. La joven de 30 años acaba de publicar su libro titulado 'My Body', un ensayo en el que hace una reflexión sobre la evolución de su pensamiento sobre la mercantilización del cuerpo de las mujeres en nuestra cultura.

Además de ser conocida por haberse convertido en una de las modelos más afamadas de la última década, Ratajkowski destaca por ser muy comprometida con temas políticos de cierta controversia que, en numerosas ocasiones, le han valido las críticas del público.

Getty / GETTY

Hace apenas un par de meses, un post que Ratajkowski publicó en su perfil de Instagram y en el que posaba con su bebé se hizo viral por la forma en que la modelo sostenía al pequeño. La ola de comentarios de odio que la señalaban como una mala madre y le intentaban dar lecciones de maternidad obligaron a Ratajkowski a eliminar la fotografía. Tras lo ocurrido, no dudó en comentar en sus redes sociales lo triste y deplorable que es señalar a las mujeres constantemente como malas madres, malas esposas o, simplemente, malas mujeres por creerse el público con el derecho de criticarlas constantemente.

En aquella ocasión, la modelo y empresaria quiso subrayar lo poco que ha avanzado la sociedad durante los últimos años, ya que a día de hoy se sigue juzgando a las mujeres del mismo modo que se hacía con Britney Spears, tachada también de mala madre en innumerables ocasiones cuando ni siquiera éramos conscientes de las circunstancias por las que estaba pasando en aquel momento.

- Candela Peña denuncia haber sufrido un episodio de acoso sexual a plena luz del día

- Evan Rachel Wood acusa a Marilyn Manson de abusos y acoso.

Dentro de su nuevo libro, que saldrá a la venta el próximo 9 de noviembre, Ratajkowski ha incluido una dura acusación hacia el cantante Robin Thicke. La actriz y modelo cuenta en una de sus páginas cómo el cantante la tocó de manera inadecuada durante la grabación del vídeo musical de la canción 'Blurred Lines', de 2013, en el que ella participaba junto con otras modelos.

"No era más que la maniquí contratada", escribe Emily en el extracto. Ratajkowski comienza la anécdota asegurando que, al principio, estaba disfrutando de la experiencia. Sin embargo, las cosas cambiaron cuando interaccionó con Thicke, de 44 años. "De repente, de la nada, sentí la frescura y la extrañeza de las manos de un extraño que me tocaba los pechos desnudos por detrás. Me aparté instintivamente y me volví para mirarle [Robin Thicke]".

"Sonrió con una sonrisa bobalicona y retrocedió a trompicones, con los ojos ocultos tras las gafas de sol", continúa. "Mi cabeza se volvió hacia la oscuridad más allá del set. La voz [de la directora, Diane Martel] se quebró cuando me gritó: '¿Estás bien?".

GETTY

Según asegura The Sunday Times, en aquel momento Martel paró el rodaje. Entonces, "Robin se disculpó tímidamente. Como si supiera que estaba mal sin entender lo que podría haber sentido Emily", explicó la directora. En aquel momento, Martel amenazo con cerrar la producción, pero, según cuenta, "Emily fue muy profesional y dijo que podíamos seguir."

"Me sentí desnuda por primera vez ese día" cuenta la modelo asegurando que estaba deseando que ese momento terminase. "Empujé mi barbilla hacia adelante y me encogí de hombros, evitando el contacto visual, sintiendo el calor de la humillación bombear por mi cuerpo". Y concluye: "No reaccioné. No como debería haberlo hecho".

Aquel acontecimiento obligó a Ratajkowski a reflexionar sobre como se mercantiliza el cuerpo de las mujeres sin apenas consentimiento. "Con ese único gesto, Robin Thicke recordó a todo el mundo en el plató que las mujeres no estábamos realmente al mando. Yo no tenía ningún poder real como la chica desnuda que bailaba en su vídeo musical", escribió la empresaria.

Según Martel, la intención de aquel vídeo era al de subvertir los roles de poder. La idea de que aquellas mujeres posasen semidesnudas alrededor del cantante quería transmitir que estaban burlándose de él y de la mirada masculina. Sin embargo, el vídeo, que fue nominado a los Grammy, fue criticado por promover la cultura de la violación, ya que Thicke repite insistentemente el verso "Sé que lo quieres".

En febrero, el cantante habló con New York Post y aseguró que no tenían intenciones negativas, ni con la canción ni con su respectivo videoclip, "pero sí que abrió una conversación que era necesario tener". Y continuó: "No importa cuáles fueran tus intenciones cuando escribes la canción... la gente estaba siendo afectada negativamente por ella. Y creo que ahora, obviamente, la cultura, la sociedad, se ha movido en un lugar completamente diferente. No volverás a verme haciendo vídeos así".