Miley Cyrus, ochentera y sideral en su vídeo 'Nothing Breaks Like A Heart'. | D.R.

El descuido de Miley Cyrus que ha dejado al descubierto su buen estado físico

Lo hemos visto en su nuevo videoclip junto a Mark Ronson, 'Nothing breaks like a heart'.

Clara Hernández | Woman.es

Miley Cyrus regresa. Como un ave fénix, la incandescente ex Hannah Montana ha vuelto a dar la cara después de que se conociera la noticia de que su casa había quedado arrasada por los fuegos que han asolado parte de California  y que ya se consideran los más virulentos de la historia de ese estado. Y lo ha hecho con música, en concreto con una colaboración con el productor Mark Ronson titulada 'Nothing breaks like a heart' en la que se ve a la artista conduciendo un auto que es perseguido con inusitada calma por varios coches de policía (puedes verlo a continuación).

La canción no solo nos deja un hit cautivante, discotequero y dramático que tiene mucho que ver con la experiencia que le ha tocado vivir a Miley Cyrus, arrancando con la frase: "El mundo  te puede causar dolor, te hace un corte profundo y deja una cicatriz". Más adelante, hace una alusión directa a una "casa quemada". "No queda nada, es humo, pero los dos sabemos que tenemos toda la noche para enamorarnos", canta. También deja ese clip peliculero, con una Miley con cejas divinas,vestida con una minitúnica sideral de fruncidos ochenteros, larguísimos pendientes plateados, ostentosas cadenas doradas al cuello, colecta alta y estirada con efecto wet,  y coletero blanco de fantasía. 

Miley Cyrus en su videoclip 'Nothing Breaks Like A Heart' mientras huye de la Policía.  | D. R.

Es precisamente en ese vídeo desde el que Miley Cyrus nos lanza miradas de diva y no cambia el gesto ni cuando su coche da varias vueltas de campana a cámara lenta, cuando un descuido con su falda de vuelto hace que podamos admirar su buena forma física.  Esto ocurre en dos momentos del videoclip en los que Miley Cyrus se incorpora del asiento del conductor de su coche y se gira para mirar hacia atrás, dejando a la vista unos glúteos perfectamente torneados. Uno de ellos sucede hacia el minuto 1.07 del vídeo; el otro, cuando está finalizando. 

Conociendo el carácter irreverente de Miley, no debería extrañarnos, por tanto, que precisamente sea esa, la imagen con sus nalgas a la vista, la que ha decidido publicar en sus Stories de Instagram (además de otras como la que publicamos a continuación).

Miley, en dos imágenes distintas de su videoclip que ha decidido colgar en sus Stories de Instagram.  | D. R.

La última escena del videoclip nos deja apreciar otro detalle: las botas 'over knee' estampadas y plateadas con las que la artista combina su túnica cortísima de diosa griega de otros tiempos y sus labios rojísimos.