Demi Lovato, en una foto en su Instagram.  | @ddlovato / INSTAGRAM

La sincera confesión pública de Demi Lovato en el segundo aniversario de la sobredosis que pudo costarle la vida

Apenas unos días después de haber confirmado que se casa. 

Woman.es

Cómo cambia la vida de rápido. Lo hace en muchas ocasiones en las que no hacemos nada para que así sea, así que cuándo alguien sí hace porque su futuro sea distinto al presente, más todavía. Esto es exactamente lo que ha hecho Demi Lovato con la suya desde que hace dos años sufriera una sobredosis que a punto estuvo de tener consecuencias irreversibles para ella.

La mente de la cantante texana aquel día hizo clic y en el segundo aniversario de su "día del milagro", como ella mismo lo ha catalogado en Instagram, ha publicado su reflexión más honesta y sincera al respecto. "Hoy es mi día del milagro. Soy muy afortunada de tener uno. Representa cómo los doctores del hospital Cedars-Sinai salvaron mi vida. Cómo mi vida se convirtió en algo más allá de mis sueños más salvajes", comienza una confesión escrita apenas unos días después de confirmar su compromiso de boda con el actor Max Ehrich

Afortunadamente, Lovato ha podido compartir con todos sus fans que apenas 730 días después de tocar fondo, está completamente rehabilitada y feliz: "Sólo dos años después de aquel terrible día, estoy prometida con el amor de mi vida y puedo decir de verdad que estoy libre de mis demonios. Todos y cada uno de ellos. Nunca pensé que este sentimiento fuera posible".

Aunque su relación con su futuro marido parece haber ayudado mucho, como ella misma reconoce, la clave de su recuperación para Lovato es que "en los últimos dos años he trabajado más por mí misma que en toda mi vida". Y ha hecho hincapié en cómo le ha dado prioridad absoluta a conocerse a sí misma: "Mucho antes de tener un anillo de compromiso en el dedo, llevaba la palabra "YO" para recordarme a mí misma que, sin importar nada, me prometo a mí misma amarme. No puedes amar completamente a otra persona sin quererte a ti misma primero".

Además, ha dado un ejemplo de cómo le afectan ahora las cosas negativas: "Cosas que solían tenerme hundida durante semanas o incluso meses pasan ahora como tormentas tropicales porque mi relación con Dios me ha dado infinita seguridad", afirma, dando a entender que su fe también ha supuesto un empujón definitivo en la buena dirección.

No tiene tanta trascendencia el camino como la meta si al final se alcanza, y parece que ella lo ha hecho, de modo que lo más importante es ver así de bien a una Demi Lovato que no ha querido olvidarse en su relato de la gente que le ha apoyado siempre. "Gracias a mi familia, a mis amigos y a mis fans por apoyarme siempre y respetar mi privacidad sobre aquel día. Os quiero a todos", concluye su confesión más personal. 

Relacionados