Miguel Bosé, durante la segunda parte de su entrevista para 'Lo de Évole' en LaSexta.  | LaSexta

Las declaraciones de Miguel Bosé que te van a horrorizar y que han horrorizado al propio Évole

Durante la entrevista del comunicador catalán en ‘A vivir que son dos días’, Jordi Évole confesó que algunas declaraciones de Bosé que íbamos a escuchar en ‘Lo de Évole’ le horrorizaron. 

Woman.es

Tras la polémica de la primera parte de la entrevista con Miguel Bosé, Lo de Évole emitió el domingo en laSexta, en exclusiva, la segunda parte. En la primera entrega ya sorprendió por exhibir su faceta más íntima y personal, en la que habló de sus adicciones, sus problemas con la voz o la relación con su familia, en esta ocasión Miguel Bosé sorprendió y horrorizó a la audiencia con sus declaraciones negacionistas de la pandemia. El propio Évole también se llevó las manos a la cabeza y así lo contó en el espacio radiofónico 'A vivir que son dos días'. Entonces solo nos preparaba para lo que iba a venir y la realidad superó, con creces, su relato. 

- Miguel Bosé: su vida en imágenes

- Tras la polémica, Miguel Bosé explica por qué ha desaparecido de redes sociales

Negacionista “con la cabeza muy alta”

Bosé aseguró llevar “con la cabeza muy alta” su etiqueta de negacionista, asegura estar muy bien informado al respecto y que “hay un plan urdido para que la verdad no se sepa”. "Soy negacionista y lo llevo con la cabeza bien alta. Si en mi vida hubiese hecho caso del qué dirán, nunca hubiese tenido la vida que he tenido y la carrera que he tenido", pero también ha hablado del recibimiento que tuvo en las redes: "Lo esperaba. No fue un ataque formal, fue un buylling del cual después no hubo debate ni propuestas. Si coges las redes sociales, solo hay insultos, mofas, puestas en ridículo", señaló

Afirma no haberse hecho ninguna prueba PCR desde que empezó la crisis del Coronavirus y que no mantiene ninguna de las recomendaciones sanitarias para evitar el contagio del virus. Pero, a pesar de ello, se llenó un enorme ‘zasca’ de Évole, cuando confesó que el equipo de Bosé había pedido enormes medidas de seguridad antes de la entrevista en el hotel de México donde charlaron. 

"Para esta entrevista, tu equipo nos ha pedido que vengamos con mascarilla, que nos hiciésemos tests PCR en vez del de antígenos, que viniésemos pocas personas, que mantuviésemos las distancias y que estuviéramos en un lugar ventilado", le espetó Évole. Y continuó: “Te digo más, nunca me habían hecho tantas recomendaciones para una entrevista desde la vez que entrevistamos a Fernando Simón". Bosé se intentó defender: "Bueno, es que Fernando Simón sabe la verdad y por eso pasa". 

La polémica de las vacunas

Cuando el mundo empieza a vislumbrar el final de la pandemia gracias a la campaña de vacunación, Bosé sostiene que las vacunas no son tales, sino “transgénicos con los que se experimenta con la población mundial”. Miguel Bosé está convencido de que todo es una artimaña del Foro de Davos para su propio beneficio y que, aunque él fue uno de los mayores activistas de la lucha contra el SIDA e incluso recaudó fondos para la vacuna, ahora niega que la vacuna sea la solución del coronavirus. “Este tema sale de un cártel de multimillonarios psicópatas llamado Foro de Davos donde se viene planeando desde hace 15 y 10 años. Te metes en la página web y allí está todo porque ellos se creen los dueños de la humanidad, de la Tierra, del planeta porque son muy ricos y arrogantes”. Está convencido de que “van a caer todos, unos detrás de otros, políticos, científicos y farmacéuticos. No van a poder salir a caminar tranquilos a la calle”. “Vamos hacia otro juicio de Núremberg", añadió.

Bosé tiene muy presente que la verdad solo la saben unos pocos y que, obviamente, él no es de esos que va por el camino incorrecto. “Nunca he pensado que estoy equivocado. No es que esté en posesión de la verdad, es que es la verdad. La verdad no se ha querido saber porque hay un plan urdido para que no se sepa y porque no ha habido debate. La ciencia solo progresa si se cuestiona”, sostiene para de nuevo preguntar amenazante: ”¿Dónde está el virus?”, preguntó en ‘Lo de Évole’ olvidando a los millones de muertos y a los infectados por el Covid-19. 

Molesto con el sistema mundial y el PSOE

"A mí lo que me molesta es el sistema entero. Republicanos, demócratas, izquierdas, derechas, centro y la madre que los parió. No hay nadie que se salve. Yo quiero que se vayan todos fuera. Quiero un mundo nuevo. Vamos a empezar quitándonos esta tontería dentro de un mes. La tontería del Coronavirus cae porque no tiene ningún argumento. Qué respeto tengo que tener yo por esta mierda y estos mierdas", apuntó. 

Y también tiene para el PSOE. Durante muchos años, fue uno de sus firmes apoyos en las campañas electorales. Ahora, menos progre que nunca, echa el freno y tira piedras sobre el tejado de Pedro Sánchez, a pesar de que dice que le gusta su proyecto. “Me he vuelto más lúcido. Ahora no votaría a nadie. No creo que haya personas en el panorama político, no ya español sino mundial, que estén a la altura de llevar una democracia ni de pensar en el ciudadano ni de pensar en un proyecto como país”. ¿Y a quién vota entonces? “En blanco”. “Yo aposté por el PSOE de Felipe González, luego seguí por lealtad. No volvería a hacerlo con la información que tengo hoy”, reconoce. 

Se negó a hablar con un científico

Antes de acabar la entrevista en ‘Lo de Évole’, el comunicador le propuso hablar con un científico sobre el tema de las vacunas y el COVID, a lo que Miguel Bosé se negó por completo. "Yo no soy un profesional", argumentó Miguel Bosé. Y Évole le respondió:  "Con eso me vale. Te colocas en el lugar en el que te tienes que colocar".