Khloé Kardashian con su hija True Thompson. | INSTAGRAM

Dar o no dar el pecho a True: el dilema que obsesionó a Khloé Kardashian

La influencer ha reavivado el debate sobre la lactancia materna.  

Clara Hernández | Woman.es

Uno de los capítulos de la maternidad que ha dado más quebraderos de cabeza a Khloe Kardashian es, al parecer, el de la lactancia materna. La influencer ha revelado este fin de semana lo duro que ha sido tomar la decisión de dejar de amamantar a su bebé, True, que nació hace apenas tres meses. La pareja de Tristan Thompson lo ha contado así en las redes, después de que una de sus seguidoras se interesara por este aspecto: 

"Tuve que parar de dar el pecho, fue muy duro hacerlo (emocionalmente) pero no funcionaba para mí. Tristemente", escribió el fin de semana en las redes, abriendo un debate con otras madres que habían atravesado distintos problemas para alimentar a sus hijos con leche materna y que, al parecer, comparten con Khloe el sentimiento de culpabilidad.

Frente a quienes defienden que todas las mujeres poseen leche suficiente para amamantar a sus bebés, algunas de las usuarias que han respondido a Khloéafirman que en su caso tuvieron que recurrir a leche de fórmula para completar la alimentación de sus hijos. "Lo sentía como un fracaso", escribe, por ejemplo, @stephie_baybie. 

Las reacciones al tuit de Khloé son diversas: una parte de las usuarias tratan de darle recomendaciones alimentarias que, según indican, pueden ayudar a la madre a producir más leche y, por tanto, a no interrumpir la lactancia materna; otras la consuelan restando importancia al asunto y animándola a "hacer lo que quiera y cuando quiera"; y otras muchas cuentan experiencias parecidas a la de la empresaria. Algunas, incluso, hablan de "alivio" tras el sufrimiento. 

"Tuve el mismo problema. Fue duro rendirme pero fue a la vez un gran alivio. Me estaba estresando tanto por eso", cuenta @KayshaMarie. Un comentario con el que Khloé se siente reflejada: "Oh, Dios, fue igual! Luché y luché para tratar de continuar pero cuando finalmente lo dejé, no me podía creer el alivio que sentía porque no tenía que estresarme ni preocuparme más. Cada segundo que no daba el pecho estaba pensando en cómo producir más leche para la próxima toma", confiesa.

Otras usuarias también se alegran de saber que no son "las únicas" que han vivido algo similar, aunque en el momento reconocen que se sintieron raras y un poco solas en esto de no poder alimentar como era debido a sus bebés. 

Finalmente, queda una lectura: la lactancia es uno de los puntos que habitúa a preocupar a las madres recientes. Y tú, ¿qué opinas?