GETTY

Cuatro habitaciones y DOCE cuartos de baños: así era la mansión de Jennifer Aniston y Brad Pitt en Beverly Hills

Una locura.

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

Está claro que el divorcio de Brad Pitt y Jennifer Aniston supuso un antes y un después en nuestras vidas. Bueno, en las nuestras y en las de medio mundo. ¿Por qué? Nadie tiene la respuesta, pero lo cierto es que su separación, siendo una de las parejas más estables y exitosas de Hollywood, supuso un auténtico 'shock'. Cierto es que ambos rehicieron sus vidas amorosas e incluso se casaron años más tarde (él con Angelina Jolie y ella con Justin Theroux), pero terminaron separándose y el público siempre ha apostado por una reconciliación entre ellos

Reconciliación con la que soñamos un poquito más cuando en la gala de los SAG de 2020 la pareja protagonizaba un tierno momento en el 'backckstage', felicitándose mutuamente por las estatuillas conseguidas. Sin embargo, todo se quedo en eso. Pero como su relación (ya extinta, como decimos) sigue generando interés, ahora se ha sabido que la casa que la pareja compartió durante su matrimonio ha sido adquirida por un nuevo comprador por, nada más y nada menos, que 33 millones de dólares.

Ubicada en el prestigioso barrio de Beverly Hills, esta mansión de estilo Tudor fue comprada por Jennifer y Brad en 2001 por unos 13.5 millones de dólares. Y sí, lo sabemos, tampoco entonces podrías habértela comprado. Lo que más ha llamado nuestra atención es que se ha desvelado que la mansión solo cuenta con cuatro habitaciones, mientras que sí que está equipada con 12 cuartos de baño completos. Con su bañera, su ducha... Sí, sí...

Bueno, a ver, la verdad es que impresionante es, pero lo cierto es que no entendemos muy bien para qué necesitaría alguien doce cuartos de baño con tan solo 4 habitaciones. Aunque claro, seguro que tiene algo que ver con el hecho de que en una mansión, con las largas distancias que hay que atravesar de un ala a la otra, pues lo mismo volver atrás para ir al baño no te conviene porque lo mismo tardas 20 minutos. Ya se sabe, cosas de millonarios.

 

Relacionados