GTRES

La conmovedora carta abierta de Serena Williams

La atleta ha escrito una carta abierta en el periódico 'The Guardian' donde habla sobre las trabas que ha tenido que superar para llegar hasta donde está e insta a las mujeres a "Seguir soñando a lo grande."

Olga Tamarit | Woman.es

A todas las mujeres increíbles que luchan por la excelencia,

Cuando estaba creciendo, tuve un sueño. Estoy segura de que tú también lo tuviste. Mi sueño no era como el de una chica promedio, mi sueño era ser el mejor tenista del mundo. No la mejor (femenino) jugadora de tenis en el mundo. Tuve la suerte de tener una familia que apoyó mi sueño y me animó a conseguirlo.

Aprendí a no tener miedo. Aprendí lo importante que es luchar por un sueño y, lo que es más importante, soñar a lo grande. Mi lucha comenzó cuando tenía tres años y no he descansado desde entonces. Pero como sabemos, con demasiada frecuencia las mujeres no reciben suficiente apoyo o se les desalienta la elección de su camino. Espero que juntos podamos cambiar eso.

Para mí, era una cuestión de resiliencia. Lo que otros marcaron como defectos o desventajas sobre mí mismo - mi raza, mi género – me sirvió como combustible para alcanzar mis metas. Nunca dejo que nada ni nadie me defina ni mi potencial. Yo controlo mi futuro. Así que cuando surge el tema de la igualdad de salario, me frustra porque sé de primera mano que yo, como tú, hemos hecho el mismo trabajo y hemos hecho los mismos sacrificios que nuestros homólogos masculinos.

Nunca quisiera que mi hija cobrase menos que mi hijo por el mismo trabajo. Tampoco tú. Como sabemos, las mujeres tienen que romper muchas barreras en el camino hacia el éxito. Una de esas barreras es la forma en que nos recuerdan constantemente que no somos hombres, como si fuera un defecto. La gente me llama una de las "mejores atletas femeninas del mundo". ¿Dicen que LeBron es uno de los mejores atletas masculinos del mundo? ¿Es Tiger? Federer? Por qué no? Ciertamente no son mujeres.

Nunca debemos dejar que esto vaya sin desafío. Siempre debemos ser juzgados por nuestros logros, no por nuestro género. Por todo lo que he logrado en mi vida, estoy profundamente agradecida de haber experimentado los altos y bajos que acompañan al éxito. Espero que mi historia, y la tuya, inspire a todas las jóvenes que están allí afuera a seguir sus sueños con firmeza. Debemos seguir soñando a lo grande, ya que al hacerlo damos poder a la próxima generación de mujeres y las ayudamos a que sean audaces en sus búsquedas.

Serena Willimans

// Outbrain