El príncipe Harry y Meghan Markle con vestido trench sin mangas en África. | Chris Jackson / GETTY

Nuevo comunicado por parte de la reina Isabel II sobre el 'Megxit'

Las negociaciones siguen su curso. 

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

Parece que poco a poco las aguas vuelven a su cauce tras el bombazo mediático que supuso el anuncio por parte del príncipe Harry y Meghan Markle de su deseo de "dar un paso atrás como miembros 'senior' de la casa real". Aunque la prensa británica especuló mucho sobre un posible enfado del resto de los miembros 'royal' de Buckingham Palace, lo cierto es que la reina Isabel II acaba de lanzar un comunicado en el que muestra que todos están trabajando en armonía para facilitar la salida de los duques de Sussex. 

"Hoy mi familia tuvo unas conversaciones muy constructivas sobre el futuro de mi nieto y su familia. Mi familia y yo apoyamos completamente el deseo de Meghan y Harry de crear una nueva vida como padres. Aunque nosotros hubiésemos preferido que se mantuvieran en su estatus de miembros 'senior', respetamos y entendemos su deseo de vivir una vida más independiente mientras que seguirán siendo una parte muy valiosa de nuestra familia", matiza en un extenso comunicado.

"Harry y Meghan han dejado muy claro que no quieren depender de fondos públicos en su nueva vida. Así pues, se ha decidido que habrá un periodo de transición en el que los duques de Sussex pasarán tiempo entre Canadá y Reino Unido. Aún hay asuntos familiares muy complejos que tendremos que resolver y aún hay mucho trabajo que hacer, pero he pedido que se tomen decisiones definitivas en los próximos días", finaliza.

Así pues, parece que el deseo de los Duques de Sussex de ser independientes está un poco más cerca. Este comunicado llega una semana después de que Meghan Markle y el príncipe Harry hicieran pública su decisión de 'independizarse' de la Casa Real.

"Después de muchos meses de reflexión y de discusiones internas, hemos decidido comenzar este año un transición que nos llevará a adoptar un nuevo rol dentro de esta institución. Nuestra intención es la de dar un paso atrás como miembros 'senior' de la Familia Real y trabajar para llegar a ser independientes a nivel financiero, mientras continuamos apoyando totalmente a su Majestad La Reina. Ha sido con vuestro apoyo, particularmente estos últimos años, por lo que nos sentimos preparados para realizar este cambio".

"Ahora planeamos dividir nuestro tiempo entre Reino Unido y América del Norte, sin olvidar seguir honrando nuestro deber con la Reina y nuestros patronazgos. Esta división de nuestro tiempo en ambos países nos permitirá criar a nuestro hijo en la tradición Real, en la que nació, a la vez que permitirá a nuestra familia encontrar el espacio para centrarnos en nuestro siguiente capítulo, incluyendo en lanzamiento de nuestro nuevo proyecto solidario".

"Estamos deseando poder compartir con vosotros todos los detalles de este excitante cambio que ya está en marcha, a la vez que continuamos colaborando con Su Majestad La Reina, el príncipe de Wales, el duque de Cambridge y el resto de partes relevantes. Hasta entonces, aceptad nuestro sincero agradecimiento por todo vuestro apoyo constante", rezaba su comunicado.

Relacionados

-->