El hijo de Alessandro Lequio y Antonia Dell'atte habla de su vida privada por primera vez. | GJB / GTRES

Clemente Lequio realiza la confesión sobre su vida privada más inesperada de todas

No teníamos ni idea.

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

Es el hijo de Alessandro Lequio y de Antonia Dell'Atte y quizá por eso su vida siempre ha estado, de alguna manera, vinculada a la crónica social de nuestro país. Aunque bien es cierto que él siempre se ha mostrado un poco más reticente a la hora de hablar de su vida privada, debido a la triste pérdida de su hermano, Álex Lequio, el joven se vio de nuevo más expuesto al público. 

-Clemente Lequio zanja la polémica de una vez por todas.

- La razón por la que Clemente Lequio no estuvo presente en el funeral de su hermano.

De ahí que ahora haya querido aclarar varios puntos sobre su vida en un vídeo que ha decidido subir a su cuenta de Instagram donde cuenta con casi 35.000 seguidores. "Vivo en Estados Unidos desde hace cuatro años y estoy casado", dice mientras aparece sentado dentro de su coche.

"Hay gente que dice que soy pijo y gente que dice que qué sé yo de trabajo. Hubo una etapa en la que me dedicaba a la música, era DJ y tenía más tiempo para mí. Ahora no tengo tanto tiempo porque trabajo entre 50 y 60 horas a la semana y en este momento soy camarero", asegura.

Clemente también ha querido referirse a la relación con su padre y a la manera en la que llevó la enfermedad y posterior fallecimiento de su hermano. "Con mi padre no tengo ningún problema (…) Hablamos cada día y sobre este punto de vista no hay ningún problema", ha dicho. 

En los momentos finales del vídeo ha sido cuando el joven ha decidido sincerarse y hablar a corazón abierto: "He sufrido mucho, he estado viviendo aquí encerrado, en cuarentena, sabiendo que mi pobre hermano le faltaban semanas de vida. Cada uno vive el drama como lo vive y de verdad que ha sido un trauma del cual tanto como yo como el resto seguimos sufriendo y del que nos estamos recuperando. Quien más quien menos…yo sufro mucho, pero tengo que seguir adelante porque tengo una familia y tengo que dar de comer".

Sin duda, unas palabras que darán mucho de qué hablar.