IMDb

De cómo Charlize Theron le pilló el gusto al cine de acción

Hubo un tiempo en que las rubias tenían que demostrar que también eran inteligentes. Ahora, además, tienen que saber repartir tortas como panes. Charlize Theron lo demuestra en 'Atómica'.

Ana Cortizo | Woman.es

Lo vimos en "Rogue One", lo vimos en "Wonder Woman" y ahora lo veremos en "Atómica" (estreno, 4 de agosto): las chicas son guerreras. Pero, en el caso particular de Charlize Theron, protagonista de esta película, empezamos a sospechar que, además, le va la marcha. La actriz sudafricana debutó en el cine de acción con "Aeon Flux", disfrutó a lo grande en "Mad Max: furia en la carretera", fichó para la octava entrega de la franquicia "Fast&Furious" y ahora, en "Atómica", se mete en la piel de una superespía del M16 que lo mismo despacha a matones de tres en tres que se liga a una señorita en un bar del Berlin de la Guerra Fría, todo ello sin que se le arrugue la gabardina, que para eso es una dama de acción. Sí, es hora de decirlo en alto y con orgullo: Charlize Theron es una heroína de acción y el director de "Atómica", David Leitch, nos la muestra en toda su crudeza, moratones y ojos hinchados incluidos.

El cartel de la nueva película de Charlize Theron. | IMDb

A la espera del tan anunciado James Bond femenino, "Atómica" (basada en la novela gráfica "The coldest City") nos da todo lo que un personaje femenino necesita: fuerza, seguridad, belleza, una lengua muy sucia, una trama que le pertenece por completo a ella, sin etiquetas de “novia de” o “madre de” y hasta una bebida alcohólica identificativa (vodka Stolichnaya on the rocks, no sabemos si agitado o removido). También tiene unas escenas de pelea complejas y maravillosamente coreografiadas llenas de estilo 'à la Matrix', una actitud heredada directamente de la Sigourney Weaver de "Alien"... y 41 años, una edad a la que a las mujeres ya no se les dan papeles de agentes secretos ni espías, por mucho que ellos, al parecer, resulten creíbles saltando azoteas en plena decrepitud. 

Charlize Theron en una escena de acción de "Atómica". | IMDb

De acuerdo, puede que a su personaje le sobre ceño y le falte un poquirritín de humanidad (“yo he venido aquí a patear culos, no a hacer amigos”, parece decirnos todo el rato). Pero, en estos tiempos del posfeminismo, un poquito de reversión de géneros siempre es de agredecer. Y cuando el 'partenaire' de Theron (el guapísimo James McAvoy), impresionado tanto por su belleza como por sus letales guantazos, le dice: “Creo que te quiero” y ella contesta “Mala suerte”, algo en nuestro interior grita: “Nos bañamos en tu luz, Charlize”. 

Las actrices normales, tras una película especialmente intensa, se toman unas semanas de retiro en su isla privada. Charlize, en cuanto le implanten esos dos dientes que perdió en el rodaje de "Atómica", se relajará trabajando en dos comedias (entre ellas, la próxima de Jason Reitman y Diablo Cody). A veces, hasta las estrellas de acción tienen que tomarse la vida despacito.