Meghan Markle y el príncipe Harry, sonrientes y cómplices en su aparición en Londres.  | Doug Peters / GTRES

Cinco habitaciones y dos piscinas: los duques de Sussex ya tienen 'palacio' en Malibú

Una mansión muy Hollywood.

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

Desde que Meghan Markle y el príncipe Harry anunciasen que daban un paso atrás como miembros 'senior' de la familia real británica mucho se ha estado especulando sobre la ciudad que elegirían para establecer su residencia permanente. Aunque en un primer momento la pareja se mudó a Toronto (Canadá), ahora parece confirmarse que los duques de Sussex vivirán en Los Ángeles.

Una decisión que tendría todo el sentido del mundo, por lo menos para Meghan Markle, ya que es la ciudad donde nació, donde vive su madre, Doria, y donde tendría más posibilidades y contactos para retomar su carrera. Además, el príncipe Harry estaría encantado de poder vivir en las colinas de Hollywood, donde también tiene muchos amigos. 

Ahora, y gracias a un descuido de una agente inmobiliaria californiana en Instagram, nos hemos enterado de que los duques de Sussex podrían haberse hecho ya con la casa de sus sueños en Malibú. ¡Fantasía! El periódico 'The Sun' fue quien se dio cuenta de que Andrea Pilot, una agente inmobiliaria de Los Angeles, había escrito lo siguiente en su cuenta de Instagram: "Grandes noticias. El príncipe Harry y Meghan han comprado la casa de Mel Gibson"

Una publicación en Instragram que Andrea se apresuró a borrar cuando 'The Sun' contactó con ella. Sin embargo, cuando dicho periódico habló con la inmobiliaria, la empresa solo dijo que se había firmado un contrato de confidencialidad con los compradores y no podían decir nada

Sea como fuere, parece más que probable que los duques de Sussex hayan comprado una 'casa' (por no decir mansión) ubicada en las colinas de Malibú y que perteneció en el pasado a David Duchovny y a Mel Gibson. Una propiedad que habrían adquirido por 13,4 millones de dólares y que cuenta con cinco habitaciones, dos piscinas, un gimnasio y una suscripción a un 'beach club' cercano a esta residencia.

Una propiedad que es una auténtica maravilla y cuyas imágenes se encuentran publicadas en este artículo de 'The Sun'.

Relacionados