¿Por qué Duffy quiere que Netflix retire su película más exitosa del momento?

La polémica está servida.

CARMEN RAYA | WOMAN.ES

Hace pocas semanas, Netflix estrenaba la película 365 días. Un drama que se basa (no haremos muchos 'spoilers') en un libro que cuenta la historia de un mafioso que secuestra a una chica de la que se enamora para que esta se enamore de él en un año. Sin embargo, el guion y las escenas que aparecen son bastante explicitas en cuanto a sexo y a violencia. Una cinta polaca que se ha convertido en uno de los mayores éxitos en Netflix a nivel internacional.

Duffy, quien hace poco compartió el motivo de su ausencia pública durante años al haber sido secuestrada y violada, ha querido compartir su opinión sobre esta película con Netflix y por eso les ha enviado una dolorosa pero importante carta que le ha remitido al CEO de dicha plataforma, Reed Hastings.

En ella, la intérprete asegura que esta película le recuerda al "calvario" que vivió al ser "drogada, secuestrada, vendida y violada" y considera muy 'irresponsable' que Netflix emita este contenido. Además, recuerda que Netflix ha "elegido presentar como una drama erótico para adultos lo que es una experiencia violenta". 

"'365 días' glamuriza la brutalidad del tráfico sexual, el secuestro y la violación. Esto no debería ser lo que nadie entienda por entretenimiento, ni debería ser descrito o comercializado así", asegura.

"Me entristece que Netflix proporcione una plataforma para ese 'cine' que erotiza el secuestro y distorsiona la violencia sexual y el tráfico como una película 'sexy'. No puedo imaginar cómo Netflix podría pasar por alto lo descuidado, insensible y peligroso que es esto", escribe.

Duffy destaca el hecho que esta película ha hecho que "algunas mujeres jóvenes piden jovialmente a Michele Morrone, el actor principal de la película, que las secuestre. Todos sabemos que Netflix no alberga material que glamuriza pedofilia, racismo, homofobia, genocidio o cualquier otro crimen contra la humanidad. El mundo, con razón, se levantaría y gritaría".

"Cuando fui vendida y violada tuve la suerte de recuperarme, pero muchísimas otras no han tenido tanta suerte", señala, para luego asegurar: "Y ahora debo ver estas tragedias, mi tragedia, erotizada y menospreciada. ¿Qué puedo hacer? Escribirte a ti personalmente", dice refiriéndose al CEO de Netflix.

Relacionados