Birtney Spears, en los Billboard Music Awards de 2016 | GETTY

Bye, followers! Britney Spears se despide temporalmente de las redes

La cantante anunció hace apenas unos días su compromiso con Sam Asghari

Noelia Murillo

A lo largo de 2021 hemos asistido a la confesión de muchas personalidades en lo que respecta a la salud mental. Deportistas como Simone Biles y Naomi Osaka o artistas como Camila Cabello y Zendaya se han sincerado con sus seguidores en lo que respecta a la necesidad de cuidarse no solo físicamente, sino también a nivel espiritual.

Y es que el cuidado de la salud mental se ha convertido en uno de los temas de actualidad y por el que muchos famosos han mostrado su preocupación recientemente. Era necesario romper tabúes con respecto a problemas como la ansiedad generada por la presión de los medios y gracias a confesiones como mujeres como estas, ahora no parece tan extraño hablar de algo natural y que afecta a muchas personas.

-Britney Spears celebra el anuncio de su compromiso co un cambio de look radical

-El padre de Britney Spears pide poner fin a su tutela

Precisamente las redes sociales son el motivo por el que las ‘celebrities’ sufren este deterioro, debido a los ‘haters’ y otros usuarios que cuestionan cada una de sus publicaciones como si se tratara de algo personal. En muchas ocasiones el anonimato beneficia a estas comunidades que buscan hacer el mayor daño posible con sus comentarios y, en muchas ocasiones, lo consiguen.

No es casualidad que algunos lo vean como una forma de exhibir su intimidad y prefieran no tener cuenta oficial, como es el caso de Jennifer Lawrence. Sin embargo, otros consideran que se trata de una forma de acercarse más a sus seguidores y estar al corriente de cuáles son sus impresiones. En el caso de Britney Spears, podría decirse que en los últimos meses se ha convertido en una forma de liberarse y mostrarse ante su público debido a la situación que ha tenido que vivir en torno a su tutela legal.

Britney Spears habla de sus fotos topless. | britney Spears

Sin embargo, la vida de la cantante de ‘Toxic’ ha dado un giro radical en las últimas semanas cuando, tras varios reveses con su padre, Jamie Spears, este pidió poner fin a la tutela de su hija hace apenas una semana. Pocos días después de esta noticia, la propia artista dio a conocer su compromiso con su novio desde hace cinco años, Sam Asghari.

Ante estos cambios, solo había dos posibles escenarios a corto plazo: o bien haría formar parte de estos preparativos a sus más de 34 millones de seguidores como ha hecho su amiga Paris Hilton, que incluso está preparando un ‘reality’ en el que lo cuenta… O todo lo contrario. En este caso, Britney ha optado por disfrutar de este proceso lejos de las redes sociales y se ha despedido de ellas de forma temporal.

“¡No os preocupéis, amigos! Solo me estoy tomando un descanso de las redes sociales para celebrar mi compromiso. ¡Volveré pronto!”, ha publicado a través de su cuenta de Twitter, que aún permanece activa. Sin embargo, la que utiliza con mayor frecuencia, Instagram, ha desaparecido. Fue en ella donde publicó el vídeo en el que daba a conocer este nuevo paso en su relación con el entrenador personal.

Conviene recordar que, en los recientes juicios en los que se supervisó la tutela legal bajo la cual ha estado los últimos 13 años, la cantante expresó su deseo de volver a casarse. Britney contrajo matrimonio con un amigo de la infancia en 2004, un enlace que apenas duró unas horas para más tarde pasar por el altar con Kevin Federline, el padre de sus hijos. Esperemos que este nuevo “sí, quiero” con Sam Asghari sea el definitivo.