GETTY

La madre de Britney Spears ha hablado sobre los sentimientos de su hija hacia su padre: "siente miedo y odio"

Es la primera vez que la madre de la artista se pronuncia sobre la relación entre su hija y Jamie Spears, y lo ha hecho en unos documentos judiciales que se utilizarán para el caso.

María Viéitez

Lynne Spears, madre de Britney Spears, se ha pronunciado finalmente sobre la relación entre su hija y el padre de ella, Jamie Spears. Hace unas semanas, dio su opinión sobre la batalla legal a la que se enfrenta Britney por la terminación de su tutela legal, pero ha sido recientemente cuando se ha manifestado en su nombre y claramente a su favor, ya que, hasta ahora, ha sido bastante hermética.

El domingo pasado, Lynne Spears reveló al medio estadounidense 'TMZ' que Britney se encontraba bien en medio de esta batalla legal, pero un día después reveló en documentos judiciales que se utilizarán para el caso algunos detalles sobre cómo es la relación entre la estrella del pop y su padre.

La mujer de 66 años declaró que Jamie, de 69, es "incapaz de poner los intereses de su hija por delante de los suyos" y que Britney siente "miedo y odio" hacia él. Al parecer, Lynne se involucró en la tutela como "parte interesada" en mayo de 2019 y desde entonces ha estado asistiendo a las audiencias y juicios referentes a la tutela. Fue de ese modo como pudo comprobar que la situación no se estaba manejando de acuerdo con los intereses de Britney.

Britney Spears, más cerca de la libertad: consigue contratar a su propio abogado tras 13 años

- Madonna, el muevo apoyo de Britney Spears en el caso de su tutela

Una de las cosas que la madre de la cantante reveló en su testimonio en contra de Jamie fue que a Britney le fue asignado un "médico especialista en mejoras deportivas" que recetó a la artista medicamentos "totalmente inapropiados" que no quería tomar. Esto nos recuerda a las afirmaciones que hizo Britney el pasado 23 de junio, cuando reveló que fue obligada a ingresar en un centro de salud mental en contra de su voluntad en ese mismo año. Sobre esto, Lynne Añadió que Britney llegó incluso a recibir amenazas si se negaba a recibir el tratamiento médico que se le imponía.

 Britney Spears con su madre Lynne y su padre Jamie en Las Vegas en el año 2006 | GTRES

Otro de los escalofriantes detalles que la madre de la cantante contó fue que Jamie mantenía a Britney bajo un constante control y exigía al personal doméstico, a los asistentes médicos y al personal de seguridad de Britney que lo mantuviesen informado en todo momento sobre lo que hacía la cantante. Para resumir, Lynne explicó que la relación entre padre e hija se ha reducido a "miedo, odio" y "amenazas constantes".

Al parecer, el incidente que dinamitó la relación fraternal fue un enfrentamiento físico entre Jamie y uno de los hijos de la cantante, Sean, en 2019. Tras el altercado, Jamie fue absuelto de cargos criminales, pero se impuso una orden de alejamiento entre él y Sean, además de contra su otro hijo, Jayden.

Lynne calificó este encontronazo como "de lo más atroz e inexcusable", y explicó que fue lo que terminó destruyendo la relación que quedaba entre padre e hija.

Britney Spears no se ha pronunciado sobre cuáles son sus sentimientos o cómo es la relación con su madre, pero se sabe que han estado distanciadas durante años. Además, Britney ha cargado en numerosas ocasiones contra toda su familia por permitir que su tutela legal se alargase durante tanto tiempo. Lo único que está claro es que las relaciones intrafamiliares son más que complejas.