Fátima

Blake Lively y la seducción del misterio

Derrocha una ambigüedad que no se limita al contraste entre su aspecto de diva y su actitud divertida. El estreno de la intriga “Un pequeño favor”, en la que encarna a una enigmática y fascinante mujer, nos ofrece una nueva ocasión de explorarla.

Nando Salvá | Woman.es

A juzgar por buena parte de sus recientes apariciones en las redes, al menos a primera vista, podría decirse que Blake Lively ha andado metida en asuntos turbios. Primero, hace ahora un año, apareció fotografiada con la cara llena de moratones y un ojo ensangrentado; poco después, lo hizo en el patio de una cárcel, vestida como una de las miembros del elenco de “Orange Is the New Black”. Y durante unos días, hace solo unos meses, justo tras borrar todas sus fotos en Instagram (su perfil, las populares bromas que intercambia con su marido, Ryan Reynolds, sus comentados estilismos), la actriz se hizo follower de 27 únicas personas, todas ellas llamadas Emily Nelson.

Por supuesto, tiene una explicación, relacionada con el rodaje y la promoción de “Un pequeño favor”, la película que la trae este mes

Thibault Camus

a la cartelera. En ella, una ingenua mamá bloguera, Stephanie (Anna Kendrick), entra en contacto con una glamourosa mujer llamada Emily (Blake Lively) cuyo hijo se ha hecho amigo del suyo en el colegio. Un día, esta última desaparece sin dejar rastro. ¿Qué ha sucedido? ¿Está viva? ¿Es una espía? ¿Ha sido asesinada por su marido? La influencer será la encargada de buscar respuestas.

Una mujer inalcanzable

Emily, pues, es un enigma o, en otras palabras, el tipo de personaje que a Lively le va como anillo al dedo. Al fin y al cabo, desde que se dio a conocer compartiendo pantalones vaqueros con sus amigas en “Uno para todas” (2005), la californiana se ha distinguido por interpretar a mujeres que juegan al despiste, mostrándose cercanas e impenetrables de forma a menudo simultánea. Sirvan como ejemplo la joven inmune al paso del tiempo que encarnó en “El secreto de Adaline” (2015) y, cómo no, la contradictoria socialité bajo cuya piel alcanzó la fama mundial a bordo de la serie “Gossip Girl”.

Y ya que hablamos de ambigüedades y misterios, ahí va otro: “Un pequeño favor” ha sido dirigida por Paul Feig –“La boda de mi mejor amiga” (2011) y el remake “Cazafantasmas” (2016)– así que no es descartable que, pese a su sinopsis, resulte ser una película hilarante. De lo que parece no haber duda es que incluye la interpretación más intensa de Blake Lively hasta la fecha. Y, considerando que no hace mucho la vimos matar ella sola a un tiburón en “Infierno azul” (2016), no es poco decir. Una loba bajo la piel de cordera.