Billy Porter, con manta y llamativas gafas doradas.  | Kevork Djansezian / GTRES

Billy Porter ('Cenicienta') revela que es VIH positivo

Billy Porter ha confirmado que le diagnosticaron el VIH (virus de la inmunodeficiencia humana) hace 14 años, admitiendo que lo mantuvo en secreto durante mucho tiempo porque se sentía muy avergonzado por ello.

PATRICIA ÁLVAREZ-PALENCIA

El actor Billy Porter, que ya fue noticia hace unos días al publicarse la primera imagen de él como Hada Madrina en el remake de 'Cenicienta' protagonizado por Camila Cabello, ha confirmado hoy, a través de la revista 'The Hollywood Reporter' que le diagnosticaron el VIH hace 14 años.

El actor de la serie 'Pose' lo mantuvo en secreto durante más de una década debido a la vergüenza que sentía, pero está dispuesto a abrirse sobre su diagnóstico en un intento de apoyar a otros que pasan por lo mismo. "Tengo que empezar en 2007. En junio de ese año me diagnosticaron que era seropositivo".

El actor de 51 años admite que ha sido duro "vivir con esa vergüenza en silencio" durante los últimos 14 años. Y añade: "Habiendo vivido la peste, mi pregunta siempre fue: '¿Por qué me salvé? ¿Por qué estoy viviendo? Pues bien, vivo para poder contar la historia. Hay toda una generación que estuvo aquí, y yo estoy sobre sus hombros. Puedo ser quien soy en este espacio, en este momento, gracias al legado que me dejaron. Así que es hora de ponerme los pantalones de niño grande y hablar. Yo era la generación que se suponía que debía saber más, y de todos modos sucedió. Fue en 2007, el peor año de mi vida".

"Estuve en el precipicio de la oscuridad durante una década más o menos, pero 2007 fue lo peor. En febrero, me diagnosticaron diabetes de tipo 2. En marzo, firmé los papeles de la bamcarrota. Y en junio, me diagnosticaron que era seropositivo. La vergüenza de ese momento, sumada a la que ya había acumulado en mi vida, me silenció, y he vivido con esa vergüenza en silencio durante 14 años".

Billy insiste en que es "mucho más" que su diagnóstico y que si alguien no quiere trabajar con él en el futuro por ello, entonces sabrá que no es "digno" de él. "No hay más estigma, acabemos con eso. Ya es hora. Ya he vivido la vergüenza durante mucho tiempo. Y estoy seguro de que esto me va a seguir. Estoy seguro de que esto va a ser lo primero que diga todo el mundo, 'seropositivo bla, bla, bla'. VALE. Lo que sea. No es lo único que soy. Soy mucho más que ese diagnóstico. Y si no quieres trabajar conmigo por mi condición, no eres digno de mí".