Coachella volvió a acoger la actuación de Queen B | Gtres / GTRES

Beyoncé revela su peso anterior a Coachella 2018: "Sentía que mi cuerpo no era mío"

La cantante llegó a pesar unos 100 kilos con los embarazos. Sí, es humana.

Juande Corrales | Woman.es

Cuando Beyoncé dio a luz a su primera hija, Blue Ivy, en 2012, se puso en sus manos de un nutricionista para recuperar el "control de su cuerpo"; en 2018 y tras el "extremadamente difícil" parto de los mellizos Sir y Rumi, volvió a recurrir a manos expertas. 

Así lo hemos sabido gracias al vídeo que Beyoncé ha compartido en su cuenta de Youtube, donde se puede ver hasta el peso con el que emprendía esta empresa y que nos demuestra que una diva de los escenarios como Queen B, portadora de un físico curvy y espectacular, no es inmune a las oscilaciones de peso y menos durante el parto, como todas las mortales. 

Beyoncé llegó a pesar 98 kilos durante la gestación de los gemelos, unos 20 más de su peso habitual. Unos kilos que perdió para su inimitable actuación en el festival de Coachela en Indio (California). "Buenos días. Son las 5 de la mañana y es el primer día para los ensayos de Coachella. La pesadilla de toda mujer", comienza a relatar la cantante, que despegaba este "reto" montada sobre la báscula: "Mi peso: 175 libras. Queda mucho por hacer, ¡pongámonos a ello!".

Marcos Borges, el nutricionista que la ha tratado tras los partos, también aparece en este vídeo 'experience', explicando cómo la dieta que iba a seguir Beyoncé se basa en eliminar toda la comida procesada, "que no nos hace nada bien", según explica el fisiólogo y ya nos adelantaba, hace unos meses, Carlos Ríos

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

44 days until Coachella!! Vegan Time!! Click the link in my bio to join me! 💪🏽✨

Una publicación compartida de Beyoncé (@beyonce) el

No faltan las declaraciones de 'Queen B', quien se intuye emocionada con su regreso: "Vuelvo a los escenarios después de haber parido a dos bebés", dice la de 'Lemonade', para luego confesar que no se encontraba cómoda con su figura: "Sentía que mi cuerpo no era mío".

Un importante cambio, más allá del físico, sería el que estaba a punto de sufrir Beyoncé. Mucha más energía, dormir mejor y un cambio en el estado de ánimo serían los objetivos que tenía por delante, tal y como explica Borges, quien simplifica su dieta como "un cambio de chip para tomar mejores decisiones alimentarias". 

Y al final...

Beyoncé durante su actuación en el Festival de Coachella | Instagram / INSTAGRAM

Coachella se rindió a los pies de la divinidad egipcia que se posó en el más abarrotado de los escenarios, tanto como lo hacemos nosotros ante tal demostración de valor y fuerza de voluntad. Una vez más, ¡brava, Beyoncé!

Relacionados

-->